Luis Santiago Álvarez, el rey de las sábanas, enriqueció gracias al IMSS

Luis Santiago Álvarez ha recibido adjudicaciones por más de 505 millones de pesos, según consta en el Portal de Obligaciones de Transparencia.

Mikel Arriola. @Cuartoscuro.com
Mikel Arriola. @Cuartoscuro.com

 

 

 


Luis Santiago Álvarez Linares, próspero empresario, es un hombre con mucha suerte: ha ganado más de 644 contratos en la última década. Nacido en Puebla, es señalado como el propietario de al menos tres empresas que le comercializan al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) sábanas, batas, uniformes quirúrgicos y otros productos que se utiliza en hospitales y clínicas de todo el país.


 Por Elva Mendonza y Enrique Hernández;
[email protected]


 

Álvarez Linares, quien mantiene un bajo perfil y se sabe que nació el 6 de octubre de 1966, ha recibido adjudicaciones por más de 505 millones de pesos, según consta en el Portal de Obligaciones de Transparencia.

El empresario, junto con su socio y paisano, Roberto Isaac Jiménez Llerandi –acusado hace una década por robo de mercancía en la delegación IMSS Jalisco– se ha convertido en el principal proveedor de ropa hospitalaria.

El Heraldo de México trató de contactar a Santiago Álvarez y a Roberto Jiménez para conocer cómo y por qué se posicionaron como los principales proveedores del Seguro Social, así como las razones por las que han participado en los últimos 10 años en las licitaciones del IMSS con tres empresas diferentes. Pero al cierre de esta edición no se obtuvo respuesta.

El entramado de empresas que apunta hacia ellos involucra a las razones sociales Industrial Textil Alianza, donde son accionistas; Acabados Textiles Borín, Textiles Yordas, Indaljim y Textiles y Confecciones San Pedro. Ésta última, administrada y representada legalmente, al menos ante el Instituto, por Jiménez Llerandi.

Según la base de datos del portal CompraNet, Textiles y Confecciones San Pedro mientras estuvo activa vendió más de 195 millones 797 mil pesos en productos hospitalarios al organismo que preside Mikel Arriola, pero fue inhabilitada en repetidas ocasiones.

Circular por la que se comunica a las dependencias, Procuraduría General de la República y entidades de la administración pública federal, así como a las entidades federativas, que deberán abstenerse de aceptar propuestas o celebrar contra- tos con la empresa Textiles y Confecciones de San Pedro, se lee en la edición del 28 de junio de 2011 del Diario Oficial de la Federación.

Dos años más tarde la compañía volvió a ser inhabilitada por la Secretaría de la Función Pública, la cual le impuso una multa por 328 mil pesos.

Documentos a los que este diario tuvo acceso acreditan que el 6 de agosto de 2006, Álvarez Linares, en su calidad de administrador único, le otorgó a Jiménez Llerandi un poder para operar y representar a Textiles Yordas.

Propiedad de Luis Santiago, la compañía fue usada desde 2011 y hasta diciembre de 2012 por Jiménez Llerandi para venderle los productos al IMSS luego de la inhabilitación de Textiles y Confecciones San Pedro.

Ya durante la administración de Enrique Peña Nieto, Indaljim, señalada también como propiedad de Luis Santiago y representada legalmente por Jiménez Llerandi, según consta en los contratos del Instituto, dejó en el camino a quienes pretendían adjudicarse algún contrato en los procesos de adquisición.

Con apenas 35 contratos ganados de 2013 a marzo de 2017, Indaljim ha vendido al IMSS más de 245 millones 106 mil pesos en sábanas, batas y ropa. La compañía también es proveedora de los Institutos Nacionales de Neurología y Neurocirugía Manuel Velasco Suárez, de Perinatología y del Hospital Infantil de México Federico Gómez.

Desde hace varios días, esta empresa compite con otros 22 proveedores en la Licitación Pública Nacional LA-019GYR120-E7-2017 para  vender al IMSS bienes no terapéuticos para el ejercicio 2017. La licitación ofrece partidas para la adquisición de ropa reusable y desechable, así como para la compra de colchones, colcho- netas, cojines, almohadillas, hule y mandiles, entre otros.

El miércoles 19 de julio de 2017, el IMSS emitirá el fallo de quién o quiénes le surtirán hasta seis millones 706 mil piezas de ropa.

Indaljim participa en 32 de las 56 partidas en que fue dividido el concurso. Consultado al respecto, Patricio Caso, director de Administración del Instituto, señaló que la calidad y precio de los bienes está garantizada. La licitación, dijo a través de una tarjeta informativa, se realiza con estricto apego a la legalidad, con la supervisión del Órgano Interno de Control del Instituto y el seguimiento de un Testigo Social designado por la Secretaría de la Función Pública, por lo que cualquier exceso de los funcionarios o los posibles licitantes, será debidamente identificado y sancionado conforme a la ley.

El Instituto se abstiene de contratar con cualquier persona física o moral que pudiera estar inhabilitada para participar en procesos de contratación pública.



Datos relacionados IMSS

IMSS reporta cifras históricas en creación de empleos

IMSS, fortalece finanzas pero enfrenta riesgos por pasividad laboral

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Mer K-2Foto: Archivo/ Cuartoscuro

Proponen tomar renta petrolera