Luego de una caída en marzo, la economía nacional crece 0.3 en abril

Cifras señalan que en comparación de 2018, que arrojaba un crecimiento de 1.75, el primer cuatrimestre de este año arrojó una expansión de apenas 0.44

INEGI
Economía mexicana: se confirma desaceleración. Foto: archivo Heraldo de México

La economía mexicana confirmó la desaceleración por la que atraviesa. Si bien repuntó en abril, su desempeño es inferior a lo observado en 2018.

En el cuarto mes del año, la economía nacional creció 0.3 por ciento a tasa anual, tras mostrar una caída de 0.6 por ciento en marzo, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Sin embargo, en promedio, el Indicador Global de la Actividad Económica, con el cual se mide el crecimiento de forma mensual, arrojó una expansión de apenas 0.44 por ciento de enero a abril, cuando en el mismo periodo de 2018 la expansión fue de 1.75 por ciento.

Aunque el dato no mostró una segunda contracción consecutiva de la actividad económica a tasa anual, sigue mostrando una desaceleración, porque el crecimiento se ubica por debajo del promedio del primer trimestre, que fue de 0.5 por ciento, y por debajo del crecimiento promedio de este indicador en 2018, de 1.9 por ciento, comentó Banco Base.

Por actividades, las primarias (agricultura y ganadería) crecieron 1.9 por ciento en abril a tasa anual, mientras que las terciarias (servicios) avanzaron 0.5 por ciento. En contraste, las secundarias (industria) cayeron 0.4 por ciento.

El crecimiento se ha debilitado, con señales más negativas en términos de la demanda doméstica, señaló Banorte en un reporte.

La institución financiera recordó que la economía mexicana creció apenas 0.1 por ciento en abril con respecto a marzo, lo que sugiere que el desempeño reciente sí es mucho más débil y no solo se debe a complicaciones derivadas de los shocks a principios de año.

Sin embargo, considera que el crecimiento podría encontrar cierto soporte en el segunda mitad del año, por un efecto de base menos retador, considerado que la economía mexicana se empezó a desacelerar en el cuarto trimestre de 2018; un mayor ritmo en el gasto social y cierta normalización de otros gastos gubernamentales.

Por Fernando Franco

¿Te gustó este contenido?