Los millennials aman la cerveza

Sustentabilidad, diversidad e inclusión, temas que le hacen sentido a los millennials: Dolf van den Brink, director general de Cuauhtémoc Moctezuma Heineken

El Heraldo de México. Dolf van den Brink,
director general de Cuauhtémoc
Moctezuma Heineken. Foto: Pablo Salazar
El Heraldo de México. Dolf van den Brink, director general de Cuauhtémoc Moctezuma Heineken. Foto: Pablo Salazar
Netlog

La generación de los millennials en México se ha transformado en el mayor mercado para las cervecerías y Heineken entendió que este sector de población tiene un potencial muy importante para el futuro de la empresa.

En entrevista con El Heraldo de México, Dolf van den Brink, director general de Cuauhtémoc Moctezuma Heineken, dice que 65% de su personal son millennials y a través de ellos se está impulsando la marca.

Es una generación que busca en sus marcas una responsabilidad social, la sustentabilidad, una masculinidad más inclusiva, más moderna y más progresiva. También es una generación que busca una diversidad de productos y sabores distintos. Por eso hicimos una alianza con las cervezas artesanales y estamos haciendo esa innovación con Bohemia y la nueva campaña de Tecate, explica.

Comenta que México es un mercado muy joven, donde hay 1.5 millones de personas jóvenes que entran en la fuerza laboral del país cada año. Por lo tanto, la compañía mexicano-holandesa está enfocándose a ese grupo poblacional, especialmente en los millennials, con marcas como Heineken, Dos Equis, Indio y Tecate Light.

Además Tecate ya es la segunda marca más importante para la compañía a escala mundial y Heineken lanzó una estrategia para comercializarla globalmente para llegar a más de 70 países. La cerveza mexicana, que se vendía en Estados Unidos – su principal mercado –, ya se vende en Colombia desde hace poco tiempo.

Tenemos marcas que tiene mucha resonancia con el consumidor millennial. En mercadotecnia estamos buscando una forma de expresarnos para atraer a este consumidor.

Agrega: Lo que es importante para esta generación es que las marcas representen los valores que son importantes para ellos. Por eso hablamos del amor que es un tema muy importante para los jóvenes. Los temas de la sustentabilidad, la diversidad y la inclusión en la empresa son muy importantes. Internamente y con el equipo de mercadotecnia nos estamos enfocando en alinearnos con los valores de la generación de los millennials, asegura.

Son los mismos millennials que laboran en la empresa que impulsan la campaña para combatir la violencia contra las mujeres, la cual busca también cambiar la cultura machista para que se refleje una masculinidad más apegada a los valores de estos jóvenes, es decir, más inclusiva, más moderna y más progresiva.

La campaña salió de los jóvenes, de los millennials del equipo de mercadotecnia. Hacemos social marketing e invitamos a los equipos a pensar lo que podrían hacer.

Dolf van den Brink señala que Tecate es una marca que representa a los hombres y la masculinidad, pero cuando se trata hablar de género, el tema de la violencia contra las mujeres es inevitable, es un aspecto muy importante en América Latina y en México.

La compañía cervecera consideró necesario tomar su responsabilidad en este tema, especialmente con su tamaño y presencia en el mercado, porque tiene la posibilidad de hacer una diferencia.

Con esta campaña podemos llegar a cientos de millones de consumidores de una manera que una ONG no puede por la falta de dinero y las medidas para hacerlo. Es importante ser auténtico con este proyecto. Antes de lanzar la campaña, tuvimos todo un dialogo con el sector público y las ONG que están trabajando en el tema a fin de entender mejor cuál es el problema y cómo podemos ayudar a resolverlo, comenta.

Heineken trabaja también con la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) para desarrollar esta campaña que inició hace seis años.

La responsabilidad social es un tema particularmente importante para la empresa y sus empleados. En México, donde su mercado representa 15% del volumen, ingresos y utilidades de la compañía global, se han desarrollado proyectos para reducir a 2.5 litros el uso del agua en la producción de cada litro de cerveza.

El directivo recuerda que para 2020, la meta es lograr el ahorro al máximo en el uso de agua en cuatro plantas, reforestar con más de un millón 300 mil árboles en Monterrey y hacer que el 70 por ciento de su energía provenga de fuentes renovables.

Para nosotros el agua es clave. El 90 por ciento de la cerveza es agua. Es nuestra principal materia prima. Por lo tanto, invertimos para cuidar la disponibilidad del agua. Como país podemos hacer mucho más para cuidar este recurso y como empresa tomamos la responsabilidad de reducir el uso del agua. También impulsamos este proyecto de balanceo para que el agua entre a la cuenca de nuevo, dice Brink.

Agrega que si bien en la planta de Heineken en construcción en Meoqui, Chihuahua, se encuentra en una zona donde hay suficiente agua para la producción de cerveza, la empresa decidió usar tecnologías avanzadas para reducir el agua utilizada. Para estar en línea con el mundo de todos… no solamente millennial.

POR PIERRE-MARC RENÉ

PIERRE.MARC@HERALDODEMEXICO.COM.MX

¿Te gustó este contenido?