Lo político no influye sobre los negociadores del TLCAN

El subsecretario de Comercio Exterior, Juan Carlos Baker, afirmó que “todos los negociadores son muy difíciles” en el caso del TLCAN

FOTO CUARTOSCURO
FOTO CUARTOSCURO

Washington, EU.- Lo político no influye sobre los negociadores que participan en la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) porque ellos vienen a defender los intereses de los países.

El subsecretario de Comercio Exterior, Juan Carlos Baker, afirmó que todos los negociadores son muy difíciles y así ha sido en todas las negociaciones en las que ha participado.

Al final de cuentas defiendes los intereses de tu país, dijo al ser cuestionado sobre las críticas que el presidente estadounidense Donald Trump hizo sobre México, el comercio y el TLCAN.

En varias ocasiones en su campaña electoral y desde el inicio de su mandato en enero pasado, Trump reiteró que el TLCAN ha fracasado para muchos estadounidenses y no ha sido benéfico para su país.

Esto lo volvió a comentar Robert Lighthizer, representante comercial de la Casa Blanca, en conferencia de prensa al inicio de la primera ronda de negociación en Washington el miércoles pasado.

Miles de empleados manufactureros estadounidenses perdieron sus empleos. (…) La visión del presidente sobre el TLCAN, la cual comparto completamente, es bien conocida. Quiero ser muy claro que no está interesado en un mero ajuste de algunas disposiciones y actualización de algunos capítulos. Sentimos que el TLCAN fracasó para muchos estadounidenses y necesita mejoras importantes, argumentó.

Al respecto, Juan Carlos Baker aseguró que los tres países se han beneficiado del TLCAN. Por ejemplo, México pudo desarrollar su industria minera y la extracción de oro gracias a las mineras canadienses.

Señaló que Estados Unidos es el principal socio económico de México y si bien a veces se olvida de Canadá en la discusión, el país de la hoja de maple tiene una importancia significativa en el comercio exterior de México.

Nuestro comercio bilateral con Canadá es de cerca de cuatro mil millones de dólares anuales, expuso.

Recordó que muchas cadenas de producción están interconectadas entre los tres países, especialmente en cuando a la industria automotriz y aeroespacial, por lo que consideró necesario continuar profundizando la integración de la región norteamericana a través de la modernización del TLCAN.

Agregó que una mayor integración para impulsar el comercio de América del Norte sería una solución para reducir el déficit comercial que Estados Unidos quiere impulsar con la renegociación del acuerdo comercial trilateral.

Arrolla EU al TLC con propuesta automotriz

Comentó también que las reglas de origen para determinar porcentajes de contenido regional es parte de la discusión en la primera ronda de negociación.

Si bien no podía comentar sobre los detalles de la negociación, este tema no se puede mover tan rápido porque se tiene que analizar las reglas sectores por sectores y producto por producto debido a que la obligación de un porcentaje especifico puede impactar la competitividad de la región.

POR PIERRE-MARC RENÉ / ENVIADO 

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso