La Fed elevó las tasas, lo que orilla a Banxico a seguirle los pasos

La Reserva Federal de EU (Fed) elevó las tasas de interés a un rango de entre 1 y 1.25%, lo que orilla al Banco de México (Banxico) a seguirle los pasos

La Fed elevó las tasas, lo que orilla a Banxico a seguirle los pasos
La Fed elevó las tasas, lo que orilla a Banxico a seguirle los pasos. Foto: AFP

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) elevó las tasas de interés a un rango de entre 1 y 1.25%, lo que orilla al Banco de México (Banxico) a seguirle los pasos, según los especialistas.

El movimiento del banco central de Estados Unidos llegó sin sorpresas para los mercados financieros y el consenso de analistas, que esperaban un cambio exactamente dentro de este rango.

La decisión de la Reserva Federal marca un evento que no sucedía desde hace nueve años, ya que desde el colapso de Lehman Brothers en 2008, las tasas no superaban la marca de uno por ciento.

De acuerdo con un reporte de CitiBanamex, el Banco de México replicará a la Reserva Federal en su próxima junta del 22 de junio y subirá las tasas en 25 puntos base, hasta la marca de 7%, con el objetivo de evitar fuga de capitales.

El analista senior de CI Banco, James Salazar, aseguró que la decisión de la Fed brinda incentivos al Banco de México para subir las tasas y mantener atractivos a los activos denominados en pesos. Además, el Banco de México necesita seguir anclando las expectativas de inflación.

La analista económica para Banco Ve Por Más, Mariana Paola Ramírez Montes, refirió que en los últimos meses el Banco de México ha estado más preocupado por los niveles inflacionarios récord que se han alcanzado, por el incremento en los combustibles, que por las tasas de interés. La decisión de la Fed –dijo– da mayores argumentos al banco central mexicano para responderle a su contraparte estadounidense con otra alza.

Tasas de interes
Tasas de interes

Según reportó Moody’s en marzo pasado, las tasas de interés en México podrían cerrar año por arriba de 7 por ciento. En su oportunidad, la calificadora alertó sobre esto debido al impacto que podría tener un alto costo del dinero, aunado a una inflación elevada, en el consumo de bienes duraderos y sectores como el de la construcción y bancario.

El fin del ciclo de aumento de tasas, según informó el Banco de México en su última junta, aún es prematuro.

La Fed basó su decisión en un mejor desempeño en el mercado laboral estadounidense, aunque aún se registran datos débiles en los campos de la inflación y consumo.

EXPECTATIVAS

El banco central de Estados Unidos mejoró sus proyecciones de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) y desempleo para 2017, de 2.1 a 2.2% en el primer caso, y de 4.3 a 4.5% en el segundo.

Sin embargo, para la inflación, la Reserva Federal redujo la perspectiva para este año a de 1.9 a 1.6 por ciento.

Al ver disparidad en los datos económicos estadounidenses, los mercados de divisas tomaron con escepticismo la noticia y llevaron al dólar a los 17.9250 pesos, contrario al fortalecimiento del billete verde, que se esperaba en caso de un aumento de tasas.

Según dejó ver en la minuta de la última reunión del Banco de México de mayo pasado, al interior de la Junta de Gobierno existen opiniones encontradas sobre el camino que la política monetaria mexicana debe seguir de ahora en adelante.

Un miembro en particular de la Junta refirió que el entorno inflacionario en México ha requerido que la postura monetaria interna se haya venido restringiendo en mayor velocidad y en mayor magnitud que el ajuste monetario presentado en Estados Unidos, desligando a ambas políticas.

Ese mismo integrante refirió que ante posibles alzas en las tasas de interés en Estados Unidos, éstas no necesariamente deberían ser correspondidas con un incremento en México.

Esto ya sucedió el 18 de mayo pasado, cuando Banxico llevó la tasa a 6.75%  y 15 días antes la Fed decidió dejarla sin cambios. Según ha expresado la Fed, aún falta un ajuste más antes de que acabe el año, y otros tres para 2018.

El de ayer es el tercer ajuste a las tasas desde diciembre pasado, luego de que al cierre de 2016 la Fed decidiera elevarlas desde cero a 0.25 por ciento.

¿Te gustó este contenido?