Inyectan tecnología satelital a Santa Lucía

La SCT planea la compra de tecnología, para generar ahorros en la operación

Santa lucía. Foto: Cuartoscuro
Santa lucía. Foto: Cuartoscuro

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador planea la compra de tecnología para que los aviones puedan aterrizar con ayuda satelital. Además de la construcción de un nuevo edificio en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

El costo de estos nuevos proyectos se estima en cuatro mil 303 millones de pesos, según la cartera de inversión de Hacienda.

La tecnología vía satélite ayudará en la operación del sistema metropolitano de aeropuertos que considera al AICM, Toluca y Santa Lucía, una vez que entre en operación.

El Análisis Costo-Beneficio del proyecto revela dos aspectos esenciales: que el AICM, el aeropuerto más grande del país, y administrado por el gobierno federal, carece de la tecnología para apoyar los aterrizajes de aeronaves vía satélite o performance, a diferencia de otros aeropuertos concesionados a la iniciativa privada.

Además, desaprovecha la capacidad tecnológica de los aviones de las líneas aéreas que operan en el AICM, pues cuentan con equipos nuevos, incluso se ubican entre las flotas más jóvenes del mundo.

AHORROS

De acuerdo al documento del proyecto, la operación de esta nueva tecnología comenzará en 2021 y la implementará Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), de la SCT.

El nuevo proyecto de espacio aéreo generará ahorros y beneficios, después de costos de operación, hacia 2031 de unos 853 millones de pesos anuales, por economía en combustible, al reducir los tiempos de vuelo; por menor contaminación, por el aprovechamiento de la infraestructura de la terminal aérea y por las horas laborales perdidas.

En total, habrá ahorros por 996.8 millones de pesos cada año, a partir de 2022.

Francisco Ortigoza, secretario técnico de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), dijo que es un buen paso para la mejora de operaciones en el país.

Explicó que se tienen entre cinco o seis años de retraso en la operación de vuelos vía performance.

Con el nuevo sistema denominado en la industria cómo PBN, los aviones podrán hacer aterrizajes con neblina, una problemática que normalmente se agudiza entre octubre y diciembre de cada año, señaló Ortigoza de ASPA.

Agregó que los bancos de niebla afectan al aeropuerto, que registra cada minuto una operación aérea.

La inversión era necesaria para obtener eficiencia, pero la tecnología no aumentará los vuelos permitidos en el AICM, señaló Heriberto Salazar, presidente del Colegio de Pilotos Aviadores de México.

Por ello, el actual gobierno planteó este rediseño para que Santa Lucía pueda operar de forma simultánea con el AICM y así tener una alternativa al aeropuerto que se canceló en Texcoco.

Gráfico: Arturo Ramírez

Por Everardo Martínez

edp

¿Te gustó este contenido?