Hyundai pelea por el mercado de autos ligeros

La rivalidad entre hermanos puede ser complicada, y a tan sólo tres años de incursionar en México, las armadoras Hyundai y Kia no escapan de esta condición

Hyundai pelea por el mercado de autos ligeros

La rivalidad entre hermanos puede ser complicada, y a tan sólo tres años de incursionar en México, las armadoras Hyundai y Kia no se escapan de esta condición.

En entrevista con El Heraldo de México, Pedro Albarrán, director general de Hyundai México, platica cómo la marca está trabajando para arrebatarle a su hermano menor el título de estrella en ascenso del mercado de autos ligeros, y cómo han lidiado con el hecho de no tener una planta propia en suelo mexicano.

Después de que fue comprada por el surcoreano Hyundai Group en 1998 y llegar a México en 2015, Kia no ha hecho sino explotar en el mercado gracias a productos innovadores y precios accesibles, de la mano de su planta armadora en Nuevo León.

Producción y exportación de autos de México crecen en junio: AMIA

Según datos de la AMIA, de enero a junio de este año las ventas de Kia han crecido 75 por ciento, en tanto que las de Hyundai 23 por ciento.

En 2017 año se han vendido 21 mil 100 vehículos ligeros más que en el mismo periodo del año pasado en todo el mercado mexicano, y sólo Kia es responsable de 17 mil 500 de estos. Hyundai, por su parte, de tres mil 700. Esto sucede mientras marcas consolidadas en el mercado como General Motors, Volkswagen o Ford presentan pérdidas.

Al momento, entre Kia y Hyundai se concentra 8.3 por ciento de las ventas en México, y a tres años de presencia en el país, juntas ya venden más que Toyota, Fiat Chrysler o Honda.

El directivo de Hyundai explica que ambas empresas comparten estructuras en términos de manufactura, componentes e investigación y desarrollo; pero son completamente independientes en consejo directivo, compitiendo directamente en un mercado progresivamente más sofisticado.

Industria automotriz en México registra cifras históricas

Somos competencia, totalmente, al igual que con todos los jugadores del mercado. Si bien somos empresas hermanas, a nivel diseño de producto y mercado no tenemos absolutamente nada que ver. Creo que es una competencia sana.

Evidentemente hubo un impulso importante (para Kia) por el tema de la planta. Nosotros hemos crecido muy rápido, pero vamos a un ritmo estable, y lo que vimos en nuestra compañía hermana es un crecimiento exponencial, comparte Albarrán.

Así, Hyundai tiene varias cartas por jugar para incrementar su participación de mercado. Presentado a inicios de mes en la Ciudad de México, el nuevo Accent es una pieza central en los planes de expansión de la marca.

Kia prepara un festejo por sus 2 años

Será construido en la planta de Kia de Pesquería y comenzará con 20 mil autos para el mercado mexicano, y posiblemente –platica Albarrán– también exportará a Canadá, América Latina y Estados Unidos.

Hace cuatro años empezamos a juntar el equipo de Hyundai en México y siempre Accent fue un objetivo prioritario y no se nos había podido dar. Fue sorprendente la lealtad que ya teníamos como marca sin habernos lanzado con la nuestra.

No hay día, semana o mes, que nuestros clientes no lleguen a nuestras agencias preguntando por él, entonces no sólo es un sueño, sino cumplir con nuestros clientes, platica.

Hyundai pelea por el mercado de autos ligeros

Albarrán hace referencia a los años en que bajo el nombre de Attitude de Dodge, Chrysler tenía los derechos de comercialización del Accent.

Ya en control de la producción y su distribución, Hyundai confía que el nuevo modelo le brinde las armas para atacar el mercado de subcompactos, el de mayor crecimiento, y en el cual no habían podido incursionar.

Acelerador a fondo

Yo lo veo como el eslabón perdido. Teníamos un espacio ahí que no nos permitía realmente ofrecer toda la gama en el segmento de subcompactos, Hyundai no tenía una oferta ahí, y con el hecho de entrar a participar esperamos ser un sólido jugador. Va a ser nuestro producto más importante, no tengo la menor duda, dice.

Para Albarrán este es el momento idóneo para que la marca pise el acelerador en México, donde –dice– las clases medias están creciendo, el empleo formal fortaleciéndose y el acceso al crédito se está simplificando.

El próximo año la marca planea lanzar dos productos nuevos, y uno de ellos –dice– posiblemente sea un auto eléctrico o un híbrido, plataformas en las cuales la empresa ya ha incursionado con modelos como el Ioniq o Sonata en otros países.

Inteligencia artificial para vehículos autónomos

Creo que lo más importante desde el punto de vista de volumen ya lo hemos lanzado, lo que sigue son productos más de nicho. Estamos estudiando alternativas de productos amigables con el medio ambiente que Hyundai ya ha lanzado al mundo, comparte.

Sobre la posibilidad de una planta propia en México, que se añada a las de proveedora que ya tienen en Baja California y Nuevo León, Hyundai aún no tiene una determinación.

Yo sueño en que en la medida en que vayamos creciendo pueda llegar el día en que sea necesario que Hyundai tenga su propia planta, pero no es algo que me preocupa al día de hoy, me preocupaba tener el Accent en México, y ya las decisiones sobre la planta están en otras manos, confiesa.

En cuatro años, México tendrá vehículos autónomos

Especifica que el objetivo de la marca es posicionarse como la mejor del mercado, no basada en grandes volúmenes de venta, sino con la de mayor lealtad y de mayor innovación.

Nos retamos todos los días pensando en que podemos hace mejor para nuestros clientes y creo que hemos dado pasos muy importantes para lograrlo, finaliza.

POR ERICK RAMÍREZ

FOTO: EDGAR LÓPEZ

¿Te gustó este contenido?