Hurto a plataformas aumenta 281%

Se acercan en lanchas, a veces encapuchados; roban desde botas y chalecos, hasta equipos de cómputo y herramienta especializada

Lanchas o barcos pequeños con personas vestidas de civil y a veces encapuchados se acercan a las plataformas en el litoral de Tabasco y la sonda de Campeche.
Lanchas o barcos pequeños con personas vestidas de civil y a veces encapuchados se acercan a las plataformas en el litoral de Tabasco y la sonda de Campeche.

Ni siquiera en el océano Pemex se salva de robos y de vandalismo, ya que la delincuencia organizada también ataca las plataformas petroleras del golfo de México y en los últimos tres años registró un total de 370 casos que generaron pérdidas por 225 millones de pesos.

Según información vía Ley de Transparencia, los actos de vandalismo y robo contra plataformas de Pemex se centran en el litoral de Tabasco y sonda de Campeche, en donde hay más de 100 instalaciones.

Los saqueadores, quienes se acercan en lanchas, a veces encapuchados, se infiltran en las plataformas y roban desde botas, chalecos, hasta equipos de cómputo y maquinaria especializada.

En 2016 se registraron 48 robos a esas plataformas, al año siguiente ascendió a 139 episodios y al corte de noviembre de 2018, sumaron 183 casos, lo que significa que el delito creció 281 por ciento en los últimos dos años.

El 27 de mayo de 2017 sucedió uno de los golpes más cuantiosos en la plataforma KullB, en donde los ladrones sustrajeron 6 válvulas, 7 monitores contraincendio, 2 equipos de respiración autónoma, una balsa de salvamento para cinco personas, 10 chalecos salvavidas y 8 boquillas de mangueras contraincendio; además se cometieron actos de vandalismo que provocaron el cierre temporal de 5 pozos que provocó un impacto de 6 mil 404 barriles de crudo, sólo ese día Pemex perdió 2.1 millones de pesos.

Las empresas privadas que trabajan para Pemex tampoco se salvan, ya que el 22 de agosto de 2018 se suscitó otro gran golpe en la plataforma PolA, donde los saqueadores sustrajeron 25 metros de cable, además de botas y cascos de bombero, salvavidas, entre otros elementos de Pemex y que representaron una pérdida de 1.9 millones de pesos.

Incluso se presume que algunos de estos saqueadores irrumpen en las plataformas bajo el efecto de alguna sustancia o alcohol, así lo documentó Pemex el 24 de diciembre de 2016 cuando 7 u 8 personas, en estado inconveniente, irrumpieron en el área de la estación de bombeo de aceite en la instalación lBatería de Separación Punta de Piedra.

Son personas que conocen el valor de los equipos especializados de las plataformas y de alguna forma es posible que tengan algún tipo de relación con la industria que las compra de forma ilegal.

Las mangueras, computadoras y equipos tienen un mercado muy amplio en la zona de ciudad del Carmen y quienes lo venden falsifican la factura para poder venderlo, opinó Luis Miguel Labardini, experto de la consultoría Marcos y Asociados.

Aunque hay un cordón de seguridad, no es tan fácil protegerlas, son muchas plataformas y los trabajadores y técnicos no están preparados para recibir ataques de personas armadas, indicó.

Ramsés Pech, analista de Caraiva y Asociados, consideró que los ladrones se aprovechan de que muchas plataformas están en lugares desolados y alejados, donde es difícil tener una vigilancia permanente.

 

Tan sólo para llegar a la plataforma más lejana hay que viajar hasta 14 horas en mar, explicó.

ENTRE LOS SAQUEOS DESTACAN UNIFORMES, MAQUINARIA ESPECIALIZADA Y EQUIPOS DE EMPRESAS PRIVADAS.

ESCENARIO

En la misma solicitud de información la petrolera indicó que ya ha tomado medidas para atacar el problema.

Se han realizado diversas gestiones ante las áreas competentes, a fin de aumentar el número de personal que salvaguardan las instalaciones, detalló.

Pemex aclaró que no ha habido casos de personas o trabajadores lesionados durante los episodios de saqueo a sus plataformas.

 

Por Adrián Arias.

jrr

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Mer K-2● El sistema de compras públicas señala que 90% de los recursos ejercidos y publicados se adjudicaron de forma directa. Foto: Especial

El CPTM ocultó 78% del gasto