Habrá cirugía mayor a tres partidas presupuestales en 2019: Hacienda

Este sábado el Gobierno entregará a la Cámara de Diputados la propuesta del paquete económico 2019, que incluye la Iniciativa de la Ley de Ingresos, el Proyecto del Presupuesto de Egresos y los Criterios Generales de Política Económica

Las reducciones en el presupuesto para hacer espacio a otros rubros se van a hacer en tres categorías. FOTO: CUARTOSCURO
Las reducciones en el presupuesto para hacer espacio a otros rubros se van a hacer en tres categorías. FOTO: CUARTOSCURO

Son tres las partidas presupuestarias que se ajustarán para reorientar el gasto y obtener el dinero que se requiere para echar a andar los programas sociales y laborales que prometió Andrés Manuel López Obrador durante su campaña: recorte del gasto corriente; eliminación de recursos discrecionales, principalmente a estados, y la cancelación de programas que ya no funcionan.

Este sábado, al filo de las 5 de la tarde, el gobierno federal entregará a la Cámara de Diputados la propuesta del paquete económico 2019, que incluye la Iniciativa de la Ley de Ingresos, el Proyecto del Presupuesto de Egresos y los Criterios Generales de Política Económica.

Las reducciones en el presupuesto para hacer espacio a otros rubros se van a hacer en tres categorías, comentó el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera. La que se refiere al gasto corriente considera la reducción de estructuras, disminución de salarios de altos funcionarios y la eliminación de seguros médicos y de Separación Individualizada.

Son reducciones importantes, pero no es ahí donde vendrán los ahorros significativos, son probablemente los más visibles, pero no los que aportarán mayores recursos, comentó el funcionario en entrevista radiofónica.

Sin precisar cantidades, destacó que las medidas que van a dar más recursos provienen de dos fuentes. Una se refiere a los gastos discrecionales que se van sobre todo a los estados y que van a ser claramente reducidos.

La propuesta que hizo el Presidente a los gobernadores es que no se iba a modificar nada de lo que les toca por ley,  a través de la Ley de Coordinación Fiscal, pero no que iba a ver cosas adicionales. Aun así me parece que va a ser un presupuesto generoso para los estados, va a tener un incremento en las participaciones de 8 por ciento contra lo aprobado en el 2018, externó Herrera.

El Ramo 23, la llamada caja negra del presupuesto, es uno de los temas que se espera que ajusten en el paquete económico, debido a que, según especialistas, reparte recursos a los estados de forma discrecional.

La segunda fuente que dejará más recursos es la disminución de programas sociales de 150 a 50, unos porque están mal enfocados, otros porque ya habían cumplido su función y otros porque simplemente no tenían efecto.

La decisión de la Secretaría de Hacienda y del Presidente fue asumir el costo político de eliminar estos programas.

De acuerdo con BBVA Researh, cinco de los programas sociales y laborales del gobierno de López Obrador costarán al próximo gobierno 198 mil 562 millones de pesos de forma anual, es decir, 0.85 por ciento del Producto Interno Bruto.

Se trata de Jóvenes construyendo el futuro; Sembrando vidas; el de pensión universal para adultos mayores; Becas para el bienestar Benito Juárez para la educación media superior, y el de pensiones para personas que viven con alguna discapacidad.

El Subsecretario aseguró que presentarán un presupuesto responsable, que considera un superávit primario de uno por ciento.

Nosotros vamos a ser muy cuidadosos y vamos a proponer un superávit primario de 1 por ciento del PIB, lo que estamos buscando es que empiece a ver un descenso paulatino de la deuda, la cual es manejable, pero se está heredando un monto que está en 45 por ciento del PIB Y se requiere manejar con pinzas, con mucho cuidado.

Optimismo por NAIM

En cuanto al tema de la oferta de recompra de los bonos del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) que lanzó el gobierno por mil 800 millones de dólares, Herrera se dijo optimista, a pesar de que un grupo de tenedores que asegura tener más de 50 por ciento de los seis mil millones de dólares que se emitieron, rechazó por segunda vez la propuesta que presentó la Secretaría de Hacienda a través del Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México (Mexcat).

Nos sentimos muy optimistas y te voy a decir porqué. En los mercados la señal más importante es el precio al cual se cotizan los instrumentos. Las cuatros series de los bonos se están cotizando arriba de 90 centavos de dólar, es decir, arriba de lo que era el precio antes de la consulta (que hizo López Obrador del aeropuerto). Esto quiere decir que los tenedores se sienten muy confiados y hay quienes están comprando a precios relativamente altos, dijo en entrevista televisiva.

La nueva oferta que presentó Hacienda, después de la primera que lanzó el 3 de diciembre, incluye la recompra a un precio fijo de mil dólares por cada mil dólares del monto principal, más los intereses acumulados y no pagados. Con ello queda eliminada la propuesta de subasta tipo holandesa como mecanismo de compra, donde el precio era variable de entre 900 y mil dólares por cada mil dólares de principal.

Además, ofrece una especie de incentivo de 10 dólares por cada mil dólares en bonos a quien acceda a cambiar las condiciones de los contratos de las notas de deuda, venden o no éstas. Anteriormente, este dulce era de 7.5 dólares.

Las modificaciones en los contratos consideran que los bonos ya no estarían respaldados por el NAIM, sino por la Tarifa de Uso Aeroportuario del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Por Fernando Franco

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Mer K-2Oro negro debe pagar 930 mdd a sus acreedores. Foto: Especial

Oro Negro va a la quiebra