Gobierno dará apoyos a Pemex por 5 mil mdd

SHCP afirmó que el monto de los recursos se dará en moneda nacional y será equivalente a cinco mil millones de dólares

Plataforma-petrolera-640x400
Plataforma petrolera en medio del océano. FOTO: Cuartoscuro.

El gobierno federal hará una aportación patrimonial por cinco mil millones de dólares a Petróleos Mexicanos (Pemex), con el objetivo de mejorar su perfil financiero y de operación.

Esta acción es parte de los esfuerzos del gobierno para fortalecer la estabilidad financiera de Pemex y mejorar su rentabilidad y contribución estratégica de largo plazo a la economía mexicana, señaló la Secretaría de Hacienda en un comunicado.

El monto de los recursos se dará en moneda nacional y será equivalente a cinco mil millones de dólares, destacó la dependencia. Esta aportación será fondeada con los activos financieros depositados en la Tesorería de la Federación.

La institución encargada de la política fiscal en México, explicó que Pemex usará estos fondos para reducir su endeudamiento acompañado con medidas que la empresa anunciará próximamente para disminuir la deuda y manejar su perfil de vencimientos. La compañía estará dando detalles de la transacción a su debido tiempo.

La aportación patrimonial, aseguró la Secretaría de Hacienda, no tendrá impacto en la deuda neta del sector público de México o en el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, los cuales son el indicador más amplio de la deuda neta del sector público. 

Estamos seguros de que esta aportación patrimonial y la posterior reducción en las obligaciones financieras de Pemex fortalecerán a la empresa, señaló.

De acuerdo con Moody’s, Pemex requiere apoyos por 20 mil millones de dólares para este año.

Inversionistas

Se anticipa que esta operación cuente con la participación de inversionistas de Estados Unidos, Europa, Asia y México. Los agentes colocadores de este instrumento son Goldman Sachs, J.P. Morgan, Citi, HSBC, Mizuho, Crédit Agricole y Bank of America.

Además se contempla una nueva emisión a plazos de siete, diez y treinta años que se utilizará para el refinanciamiento de deuda de corto plazo.

Finalmente, un intercambio de bonos para proporcionar apoyo adicional a los vencimientos de la parte corta, intermedia y larga de la curva, con el fin de suavizar el perfil de vencimientos.

Por Fernando Franco y Adrián Arias

Te podría interesar: Medidas fiscales pegan al bolsillo

FAL

¿Te gustó este contenido?