Falta comprar derechos de vía para Tren Maya

Fonatur informó que requiere adquirir entre 80 y 100 km de terreno para la obra

El derecho de vía ha limitado la construcción de varias obras, entre ellas el Tren México-Toluca. Foto: CUARTOSCURO
El derecho de vía ha limitado la construcción de varias obras, entre ellas el Tren México-Toluca. Foto: CUARTOSCURO

Para el proyecto de infraestructura más ambicioso de la administración de Andrés Manuel López Obrador, el Tren Maya, tiene pendientes por adquirir entre 80 y 100 kilómetros del derecho de vía, de los mil 525 que tendrá la obra. Rogelio Jiménez Pons, titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y encargado de la obra señaló que la empresa Steer Davies, se encargará de determinar cuánto del trazo falta aún por adquirir.

La empresa Steer nos dará los datos de la definición, dijo. El funcionario agregó que la empresa realizará un recorrido para definir la ruta final y en donde tendrá que comprar el gobierno. Lo que hace falta son entre 5 y 8 por ciento del derecho de vía. Entre 80 y 100 kilómetros, señaló el funcionario en la conferencia de prensa sobre la firma de convenio entre el Fonatur y la agencia de la ONU Hábitat para mejorar el ordenamiento urbano.

Los retos del Tren Maya aún no han quedado totalmente definidos, pero en caso de que sean 80 kilómetros los que no se tengan que adquirir, el desafío será mayor. Por ejemplo, para el Tren México-Toluca de 58 kilómetros, 99.3 por ciento del derecho de vía ya está adquirido, pero la obra está prácticamente detenida porque ese 0.7 por ciento está en litigio en juzgados con los dueños de los terrenos.

El gobierno precedente comenzó la obra antes de haber adquirido en su totalidad el derecho de vía. También sucede con carreteras. La vía rápida de Guadalajara a Puerto Vallarta está detenida porque no se ha adquirido todo el derecho de vía. Uno de los aspectos que Jiménez Pons ha nombrado en favor de la obra es que se incluirá a los propietarios de tierras en el proyecto, pero es algo que aún no se ha definido.

CONFLICTO DE INTERÉS
El actual gobierno lleva dos convenios firmados con sendas agencias de la ONU. El primero con la UNOPS, que es la especializada en proyectos de infraestructura y el de este martes con Hábitat, que ejecuta programas de desarrollo regional.

¿Alertaremos a México? Por supuesto. No sólo en conflicto de interés, en respeto a derechos, en seguimiento en procedimientos, en seguir normativas que son las adecuadas. Esa es nuestra función. Por eso estamos en México y esa perspectiva de derechos y de visión a largo plazo es la que nos motiva a actuar.

El resto es más una acción técnica, dijo Eduardo López Moreno, titular de ONU Hábitat. El especialista de la ONU, señaló que el Tren Maya puede ser un detonador si se ejecuta de forma correcta, pues con la experiencia recabada, el principal impulsor de desarrollo es la infraestructura de conectividad, en especial los ferrocarriles.

Por Everardo Martínez 

¿Te gustó este contenido?