Evan Spiegel, un millonario de 26 años tras la corona de Zuckerberg

De ser un joven adinerado de Los Ángeles, ahora es conocido como el multimillonario que está de moda tras la salida a bolsa de Snapchat.

Evan Spiegel, un millonario de 26 años tras la corona de Zuckerberg

Comprometido con la supermodelo australiana Miranda Kerr, conocida por haber sido uno de los ángeles de Victoria’s Secret, ya es una habitual de la crónica social y es conocida su afición por la vida nocturna y el lujo.

De ser un joven adinerado de Los Ángeles, ahora es conocido como el multimillonario de 26 años que está de moda en el mundo de las nuevas tecnologías e internet tras la salida a bolsa de Snapchat, la red social que creó junto con Robert Murphy en su época de universitario en Stanford.

La compañía es propietaria de la aplicación móvil favorita entre los jóvenes, con unos 160 millones de usuarios activos diarios y salió a bolsa a principios de marzo con una valoración de 24 mil millones de dólares, siguiendo el camino de otras redes sociales como Facebook o Twitter.

La vida de su creador, Spiegel, poco tiene que ver con la de otros hombres que antes que él revolucionaron internet.

Soy un hombre joven, blanco y educado, dijo el creador de Snapchat en una conferencia de negocios en la Universidad de Stanford en 2013, en la que estudió y coincidió con su socio Robert Murphy. Tengo mucha suerte y la vida no es justa, añadió Spiegel.

Hijo de abogados que se divorciaron cuando era adolescente, Evan Thomas Spiegel (Los Ángeles, 4 de junio de 1990), creció en una lujosa urbanización de Los Ángeles, cercana a Malibú.

Hace unos años el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, le ofreció tres mil millones de dólares por Snapchat. Lo rechazaron. Con la euforia desatada por la salida a bolsa de Snapchat, Spiegel se ha consolidado como el gran rival de Zuckerberg, y quizá el único candidato a hacerle sombra en el futuro.

 

 

@EFE; @Reuters, foto

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Mer K-2Foto: Archivo/ Cuartoscuro

En vano, la seguridad 
a los trenes