En ausencia del TLC, México tiene a la OMC

Además del TLC, México cuenta con otros canales para comerciar con Estados Unidos, como los aranceles impuestos por la OMC

Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).
Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA). Foto: Cuartoscuro

Además del TLC, México cuenta con otros canales para comerciar con Estados Unidos, como los aranceles impuestos por la Organización Mundial de Comercio (OMC), refirió Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Al presentar los resultados de la industria a mayo, explicó que ambos países, además del TLCAN, llevan una relación multilateral en la OMC. En dado caso que Estados Unidos decida cancelar el Tratado –que asegura cero aranceles–, mediante el canal de la OMC se pagarían aranceles de 2.5% para la exportación de vehículos ligeros.

Saca tus conclusiones para no hacer yo el enunciado. Me dices qué pasa si no tenemos el TLCAN, yo te digo hay que una relación comercial en la OMC con aranceles consolidados, aranceles tope que EU puede cobrar en el caso de vehículos ligeros, dijo.

De acuerdo a los estatutos de la OMC, los países miembro, entre ellos EU, se comprometen a la reducción sustancial de los aranceles aduaneros, a la reducción de obstáculos al comercio, así como la eliminación del trato discriminatorio en las relaciones comerciales internacionales.

CONFIANZA

En caso de que un país busque revertir estos beneficios a un aliado comercial, debe someter el caso a la burocracia de la OMC y atenerse a posibles sanciones.

Dicho esto, Solís advirtió que la industria no está pensando en una cese del Tratado debido a la altísima importancia de la relación comercial entre Canadá, EU y México.

No podemos entrar en fatalismos o especulaciones. Si tengo que hacer un enunciado, me parece que (el TLC) es tan importante para Estados Unidos y Canadá como para México. El sector automotriz no hay duda que es el más exitoso del Tratado, con una integración industrial muy poderosa, contestó Solís.

En días pasados el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, reiteró que una acción de esta envergadura es posible dada la reciente salida del gobierno de Estados Unidos del Acuerdo de París argumentando desventajas para su país.

Solis recordó que el 77% de todas las autopartes que Estados Unidos exporta al mundo son a México y a Canadá. En tanto, sus siguientes cinco principales socios, China, Alemania, Japón, Corea y Reino Unido, sólo reciben el 13%.

En contraparte el 40% de las importaciones de partes automotrices que hace Estados Unidos las compra a México.

Este es el nivel de relación que tenemos, dijo. Me parece que un acuerdo como el que hoy tenemos es fundamental para las tres partes, (…) México tiene que poner en la mesa estas cifras.

Añadió que poco a poco el gobierno estadounidense se ha dado cuenta del nivel de integración de las economías, y especialmente el sector automotriz.

Refirió que representantes de la Association of Global Automakers y la Auto Alliance visitaron México –ambas asentadas en los Estados Unidos– y tienen una postura similar a la de la AMIA.

A su gobierno le han indicado la importancia de mantener lo que hoy tenemos en el Tratado, una relación fuerte y una relación comercial exitosa, dijo.

Se espera que en agosto próximo las negociaciones para replantear el TLC den comienzo.

Por Erick Ramírez

ADEMÁS:

Para los industriales, el TLCAN es bueno, pero no suficiente

TLCAN: México va por energía, EU por manufacturas

El TLCAN también es cultura

¿Te gustó este contenido?