En 4 años, Caabsa incumple con obras del Tren México-Toluca

Hay 438 metros de derechos de vía, en diversos tramos de la línea, que no han sido adquiridos, constató El Heraldo de México

El tramo del puente la Venta nunca contó con documental de impacto ambiental. Foto: Especial de El Heraldo de México
El tramo del puente la Venta nunca contó con documental de impacto ambiental. Foto: Especial de El Heraldo de México

Los problemas del Tren Interurbano México-Toluca (TIMT) no terminan. A la falta de adquisición de 438 metros de derechos de vía en diversos tramos del proyecto, se suma el trayecto que le tocó construir al consorcio encabezado por Grupo Caabsa, de los hermanos Luis y Mauricio Amodio Herrera, el cual está prácticamente abandonado.

En un recorrido por El Heraldo de México, de Observatorio, en la Ciudad de México, a Zinacantepec, en la entidad mexiquense, se constató que la obra no está terminada a cien por ciento en ningún tramo de los 57.7 kilómetros que abarca.

Del metro Observatorio hasta el túnel que está en la frontera de la Ciudad de México con el Estado de México, tramo correspondiente al consorcio de Caabsa, con una longitud de casi 17 kilómetros, hay más obras inconclusas y pocos trabajadores realizan acciones menores.

Los tramos o frentes pendientes de liberación se encuentran en su totalidad en el tramo III del TIMT, indica el Estudio de Factibilidad Legal del Proyecto, elaborado por la consultora Senermex a encargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), documento en poder de este medio.

Fuentes consultadas explicaron que el rezago del consorcio Caabsa en diferentes frentes puede ser producto de la falta de derecho de vía.

Las afectaciones se entienden cerca de donde no hay derecho de vía, porque sin certeza el trazo puede cambiar, pero no se explica por qué el rezago en todo el tramo, a menos que en realidad el proyecto esté en peligro de que se cancele definitivamente, lo cual es difícil porque sí hay un avance.

El tramo III correspondiente a Caabsa en consorcio con Prefabricados y Transporte, Cargo Crane, Grupo Corporativo Amodher, Omega Construcciones Industriales y González Soto y Asociados, registró al cierre de 2018, un avance de 59 por ciento de acuerdo con los progresos que han sido reportados en la actualización del informe de Análisis Costo Beneficio del proyecto, también en poder de este medio.

OTROS TRAYECTOS

El tramo I correspondiente a OHL y La Peninsular de Carlos Hank tiene ya 96 por ciento.

El tramo II, el cual comprende el túnel de 4.7 kilómetros a cargo de Construcciones y Trituraciones en consorcio con ICA tiene un avance de 98 por ciento.

Los talleres, construidos por Rubau, Ciacsa, Sampol Ingeniería y Obras de México además de Grupo Electro Costa, ya tiene cien por ciento de avance.

Esta infraestructura al igual que el Tren México-Querétaro, y el Transpeninsular, ambos sepultados, marcaban el regreso de los ferrocarriles de pasajeros en el país, luego de 20 años de la privatización.

El TIMT debía estar listo para su operación al público, en su totalidad, en abril de 2018, pero la obra no tiene fechas para ser presentada a la sociedad; sí ha reportado un sobrecosto de casi el doble, al pasar de 38 mil millones de pesos originalmente proyectados, a los 73 mil 700 millones de pesos en los que actualmente se ubica.

CUATRO AÑOS DE CONSTRUCCIÓN Y NADA

El recorrido realizado por este diario buscó corroborar los avances reportados a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en diciembre, por la consultora especializada Senermex, contratada por la SCT.

En los talleres que aparentemente están listos en Zinacantepec, Estado de México, aún continúa el movimiento de revolvedoras y camionetas con trabajadores. Las estaciones Zinacantepec, Metepec, San Mateo, y Lerma, ya se observan las escaleras eléctricas, pero faltan muchas obras menores, como el piso, instalación de vidrios, acabados y las vialidades del transporte público. Este tramo está a cargo de OHL.

Ilustración: Paul de Perdomo

La parte de La Peninsular, es la que tiene aún espacios sin avanzar. Todo el viaducto elevado no cuenta con instalaciones eléctricas, señalamientos ni semáforos. El paso a nivel no tiene vías. Sólo está el piso y la barda de concreto; antes de llegar al túnel, aún hay ballenas por colocar.

El túnel, correspondiente a ICA y a Trituraciones, aunque ya está escarbado, aún no está listo ni en la entrada ni salida para la operación.

Todos los problemas se agravan al salir del portal con dirección a la Ciudad de México. El tramo de Caabsa no presenta avances notorios, al menos, lo que señalan testimonios, desde hace cinco meses. Ni la estación de Santa Fe está terminada, la cual no tiene problemas de derecho de vía.

El progreso es nulo cuando está el problema de la falta de derecho de vía adquirido. El regreso de los trenes de pasajeros en el país no tiene fecha.

REPORTA FALTA DE PAGOS

La obra no tiene certeza ni para los pocos trabajadores que actualmente están en los trayectos.

Puede que éste sea nuestro último día de trabajo. A varios les han dicho que como no hay dinero, no les pueden pagar y los corren, obviamente la justificación que nos dan es que el gobierno no les da dinero a las empresas para continuar, dijo Adrián N, quien trabaja para Ammec, una firma que subcontrató OHL.

Por Everardo Martínez 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Mer K-2Donald Trump ordenó a las empresas de EU salir de China y buscar mercados alternativos. Foto: AP

Intensifica la guerra comercial