El peso, con más presión: gobernador de Banxico

Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México, considera que la moneda nacional tiene un entorno difícil por la reforma fiscal de EU, las elecciones en el país y la incertidumbre por el TLCAN

Foto Pablo Salazar
Foto Pablo Salazar

En 2018, la moneda mexicana enfrentará un entorno volátil y complejo por la incertidumbre que genera la renegociación del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), las próximas elecciones en el país, más los choques externos como el efecto que tendrá la reforma fiscal de Estados Unidos, afirma Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México (Banxico).

En entrevista para El Heraldo de México, el titular de la autoridad monetartia asegura que no hay una claridad en el tipo de cambio, no hay certeza de cuál podría ser uno de los factores de riesgo que llegue a depreciar al peso frente al dólar, por lo que llama a ser prudente en el gasto; y a los inversionistas les pide sensatez, sobre todo a quienes tienen una obligación o un pago de deuda en moneda extranjera.

—¿La volatilidad que se vivió en los últimos días, se extenderá en 2018? 

—Entendemos que el tipo de cambio está sujeto a una amplia volatilidad desde hace 18 meses y creo que esto ha estado reflejando diferentes condiciones que pueden afectar a la economía, sobre todo en relación con sus cuentas externas, desde el resultado de la elección en Estados Unidos y la posibilidad de que el TLCAN se revisara, pues obviamente es un factor que introduce incertidumbre en la cotización del tipo de cambio al no saber si se van a ver afectadas o no las condiciones bajo las cuales las empresas mexicanas exportan al mercado norteamericano, que es el principal destino de las exportaciones mexicanas.

La recomendación que hace el nuevo gobernador del Banco de México es que aquellos inversionistas o empresas que tengan obligaciones en dólares, busquen tener una estrategia de administración de riesgos que le permita cubrirla y aquellos que no tienen obligaciones en moneda extranjera, ahora sí que no hay otra recomendación más que tener cuidado con sus inversiones y yo no destacaría algún nivel de tipo de cambio de cierre, justamente por este entorno tan volátil es muy complejo.

Díaz de León insiste que no hay claridad, no hay certeza de cuáles podrían ser algunos factores de riesgo y por lo mismo es conveniente ser prudente con el gasto; por ello, recomienda impulsar una cultura de ahorro, al aclarar que el monto que se guarde no debe ser lo que sobre del salario, sino un recurso que en su momento sirva para enfrentar periodos con dificultades.

—¿Por cuánto tiempo este en- torno complejo prevalecerá? 

—El 2017 fue un año muy complicado en materia de inflación, tuvimos dos tandas de choques que afectaron, la primera fue en la primera mitad del año, sobre todo en respuesta a la depreciación al tipo de cambio que dio lugar a un incremento a los precios de las mercancías y, en segundo lugar, a los incrementos en algunos precios a energéticos, cuyas referencias y cuyos precios se liberalizaron a principio de año.

Sin embargo, en los últimos dos meses de 2017, los precios se elevaron por el alza del gas LP y de algunas frutas y verduras, incluso por el huracán Harvey que afectó la capacidad de refinación en el Golfo de México en Estados Unidos y la producción de propano, todo ello propició un entorno complejo.

El funcionario destacó que la Junta de Gobierno del Banco de México ha adoptado una postura monetaria que sentimos que va a contribuir a que la inflación retome su tendencia y su trayectoria a la baja, esperamos que esa inflexión a la baja empiece en el mes de enero y se vea gradualmente a lo largo del año.

—¿El aumento en el precio de los combustibles y el posible aumento en la tortilla son factores que retrasarán la meta de inflación?

—Yo creo que los costos de cualquier producto, obviamente la tortilla es un producto muy importante en México, están obviamente asociados a sus costos y, en particular, destacaría, el precio del maíz, que se ha venido reduciendo y así esto obviamente es un insumo importante, también es muy importante los componentes energéticos, creo que lo que debe de ser es que sea realmente como en una economía donde los precios se determinan por el mercado, donde sean los costos de producción en las diferentes regiones del país los que determinen, y las condiciones de competencia a que determinen los precios y no necesariamente estos llamados (incrementos en el costo), que no son atinados, y pueden confundir al público y que no están apegados a un práctica de precios del mercado.

El gobernador del Banco de México destacó que en cuanto al tema de las gasolinas existe por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) un proceso (subsidio) mediante el cual están amortiguando algunas de estas variaciones.

Alejandro Díaz de León resume que uno de sus mejores momentos fue en el que supo que sería designado gobernador de la autoridad monetaria del país y recuerda que él llegó a esta institución en 1993 cuando tenía 21 años y aún no terminaba su carrera profesional.

LEE: El reto, bajar la inflación: gobernador de Banxico

Me tocó vivir los años de tránsito a la autonomía (del Banxico)… la estabilidad macroeconómica a principios de los 90 era un sueño no alcanzado… a quienes nos tocó vivir esa época, aunque éramos chicos, veíamos con cierta angustia y frustración el entorno de inestabilidad económico que se tenía en esos años. Yo digo que las nuevas generaciones tienen la fortuna de no haber tenido esos episodios de crisis aguda.

No hay una manera en la que me gustaría que me vieran. Simplemente como el encargado de estar al frente como el gobernador del Banxico, encargado de cumplir el mandato del banco; también encargado de que la estabilidad financiera sea un bien y una característica duradera de nuestro sistema financiero y con mucho compromiso.

 

 

 

Por Engge Chavarría

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Mer K-2@CONSAR_mx

El desempleo le resta 8 mil mdp a afores