El impacto económico del TLCAN

El TLCAN creó un mercado de más de 460 millones de consumidores y aumentó el comercio entre sus tres países miembros en más de 400 por ciento

El TLCAN creó un mercado de más de 460 millones de consumidores y aumentó el comercio entre sus tres países miembros en más de 400 por ciento
El impacto económico del TLCAN. Foto: Cuartoscuro

Especialistas de Thomson Reuters han analizado los datos detrás de uno de los TLC (Tratados de Libre Comercio) más destacados del mundo, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA por su siglas en inglés), para revelar su impacto en la economía mexicana.

EL acuerdo de libre comercio entre Canadá, México y los Estados Unidos entró en vigor en 1994. Se centró en eliminar los aranceles comerciales entre los países, particularmente en la agricultura, los textiles y las industrias manufactureras de automóviles. También trató de proteger la propiedad intelectual, establecer mecanismos de resolución de disputas y, a través de acuerdos paralelos, implementar salvaguardias laborales y ambientales.

Según Eduardo Vitor, Líder de Desarrollo de Mercados y Gestión de Soluciones de Comercio Exterior en Thomson Reuters, no hay una sola métrica que defina un TLC exitoso, pero el NAFTA es notable por dos razones principales:

Creó un mercado de más de 460 millones de consumidores y aumentó el comercio entre sus tres países miembros en más de 400 por ciento.

HISTORIA DE ÉXITO

Daniel Redo, jefe de Investigación de Agricultura de Thomson Reuters, dice que el NAFTA abrió oportunidades de merca- do para los tres países: Desde el punto de vista agrícola, la verdadera importancia es que antes de los años noventa, México no era un gran mercado para las importaciones agrícolas de Estados Unidos, pero ahora es uno de los destinos más grandes para el ganado y los cultivos de los Estados Unidos, particularmente el maíz.

A su vez, los mercados norteamericanos se abrieron a productos altamente especializados, particularmente productos frescos como aguacates y otras frutas y verduras frescas o congeladas de alto valor.

EL VALOR

¿Aguacate en la ensalada? ¿Guacamole para acompañar los burritos? Los estadounidenses pueden agradecer al NAFTA por poder disfrutar de aguacates a precios razonables durante todo el año.

Antes de esto, la fruta era en gran parte un artículo de la especialidad o del lugar en los EU, y usualmente disponible solamente en el verano cuando California podía cosechar.

Mientras tanto, justo al otro lado de la frontera, en el oeste de México, el aguacate se cultiva todo el año, aunque los aguacates mexicanos habían sido prohibidos por la Unión Americana por décadas por el temor a la contaminación de las moscas de la fruta.

Sin embargo, con el NAFTA, los aguacates mexicanos se dejaron entrar por primera vez en el noreste de EU (con la idea de que el clima más frío evitaría las moscas) y con la eliminación de los aranceles y el establecimiento de nuevas cuotas.

El caso del aguacate es en cierto sentido, único, pero el mismo principio general es válido para otras frutas y verduras especializadas como brócoli, lechuga, melones y espárragos.

Cuando Estados Unidos están cerrados en invierno y California y Florida no pueden cultivar estas plantaciones, el clima y la proximidad geográfica de México están preparados y facilitados por el NAFTA para satisfacer esa demanda.

INDUSTRIA

Desde la primera planta de automóviles en México en 1925, pasando por la crisis en 1983 que hizo México cambiar su política para impulsar las exportaciones, hasta la implementación del TLC en 1994 y el auge de la producción en este siglo, México se ha convertido en un territorio privilegiado para la industria automotriz.

En 2016, el sector representó 3.1% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, con cerca de 30 mil millones de dólares de ingresos al año y una producción de 3.6 millones de vehículos; generando así alrededor de 500 mil empleos directos en la industria manufacturera.

Actualmente, México tiene como productores automotrices a grandes armadoras como son: Ford, Chrysler, GM, VW, Toyota, Nissan, Mazda, Honda, Audi, KIA y a la recién incorporada firma china BAIC.

André Costa, especialista en Comercio Exterior de Thomson Reuters, afirma que México se destaca al mercado de autos estadounidense por su ubicación geográfica, mano de obra barata en comparación con otros países, buena reputación por producir con excelente calidad, y varios incentivos públicos y fiscales para promover el crecimiento y el desarrollo.

¿Te gustó este contenido?