Desastres naturales costaron casi 140 mmdd a la economía global

Desastres naturales. Foto: Cuartoscuro
Desastres naturales. Foto: Cuartoscuro

Los desastres naturales han incrementado de manera importante desde 1990 en el mundo. En 2016 los daños causados por los 318 desastres naturales costaron más de 138 mil millones de dólares a la economía global.

En entrevista con El Heraldo de México, Robert Glasser, representante de la Agencia de Naciones Unidas especializada en la Reducción de Riesgos de Desastres (UNISDR por sus siglas en inglés), señaló que los recientes desastres naturales en Colombia y Perú han dejado lecciones sobre la urgencia de entender los riesgos que se afrontan y sobre utilizar mejor los escasos recursos disponibles para prevenir la muerte y destrucción.

Agregó que México también sufre altos riesgos de impacto de desastres naturales en el país por los huracanes y los sismos, entre otros.

Luis Felipe Puente, titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil, indicó a este diario que los daños causados por los desastres naturales en el país se evalúan a 1.5 por ciento del presupuesto nacional anual, que fue de cuatro billones 746 millones 945 mil pesos en 2016.

Esto significa que en México los daños causados por los desastres naturales ascendieron el año pasado a 71 mil millones de pesos.

“El impacto de los daños y de los desastres es 1.5 por ciento del total del presupuesto anual y esto nos afecta o por pobreza o por gasto en reconstrucción. Pero estamos tratando de abatirlo. Íbamos en el 3 por ciento y hemos ido poco a poco, muy lentamente porque este es un proceso de muchos años, bajándolo a casi 1.5 por ciento”, expuso.

Los efectos de los desastres naturales son discutidos en la conferencia internacional para la reducción del riesgo de desastres que se lleva a cabo esta semana en Cancún, la primera que se lleva a cabo fuera de Ginebra, Suiza.

Robert Glasser explicó que la decisión de realizar esta reunión en México se debe a que el país ha logrado importantes avances para reducir los impactos de estos fenómenos.

Vine a México tres o cuatro veces en los últimos seis meses. Me reuní tres veces con el presidente Enrique Peña Nieto y Luis Felipe Puente y visité también el equipo de Protección Civil y el Centro Nacional de Prevención de Desastres. Me pareció impresionante la preparación que tiene México sobre este tema. Tienen instalaciones de nivel mundial, dijo.

La frecuencia de desastres en América Latina y el Caribe ha aumentado 3.6 veces en medio siglo, y los niños y niñas experimentan sus efectos en forma desproporcionada, alertó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En el mundo, señaló Glasser, los desastres relacionados por el clima y se han duplicado en las últimas cuatro décadas y se estima que con el cambio climático esta situación se incrementará en los próximos años.

“Vamos a ver cada vez más inundaciones y más fenómenos meteorológicos extremos. En esta región, El Niño y La Niña son importantes eventos climatológicos y con el cambio climático podrían acelerarse, cambiar e incrementarse”, dijo.

UNISDR estima que los desastres causan en el mundo alrededor de 300 mil millones dólares al año, mientras que el Banco Mundial evalúa a 500 mil millones de dólares el impacto de los daños en la economía global por estos fenómenos.

Los desastres también son responsables de que 25 millones de personas entran cada año en la pobreza.

Sólo en la industria vinícola mundial, los fenómenos meteorológicos causan cada año alrededor de 10 mil millones de dólares.

“Las estimaciones de los costos de los daños de los desastres en la economía son muy subestimadas. Realmente es difícil cuantificar el impacto real en la economía mundial y de los países”, señaló Robert Glasser.

Por lo tanto, para limitar los efectos de estos fenómenos, es necesario reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, como el carbono, y empezar a incluir los riesgos de desastres en la planeación económica, social y ambiental.

Los retos, indicó, son diferentes para cada país, puesto que una nación como Haití que se encuentra en la trayectoria de los huracanes y tormentas tropicales, su pequeña economía nacional es limitada para atender los desastres en la isla caribeña.

En el caso México, dijo, se ha desarrollado un amplio programa de alerta temprana como se hizo con el huracán Patricia en 2015 para anticipar las evacuaciones masivas y la instalación de albergues.

“Dentro de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México tiene un grado de sofisticación de sus sistemas que muchos países no tienen ese nivel de progreso todavía. Estoy seguro que todavía México tiene muchos retos porque es un país muy diverso y muy grande, pero creo que el progreso que tiene, especialmente desde el huracán Patricia que se pudo evacuar a un millón de personas, es un logro enorme”, subrayó el representante de UNISDR.

UNISDR y Protección Civil esperan que en Cancún se logrará tener un compromiso firme de los países para reducir los riesgos de desastres e impulsar la puesta en marcha del Marco de Sendai en la materia.

“El objetivo de la reunión es buscar entre todos en un marco global que se implementó en Sendai hace dos años, reducir la mortalidad de personas afectadas y las pérdidas económicas, reducir los daños a la infraestructura crítica por fenómenos naturales, incrementar el número de países con estrategias para que tengamos todos una buena gestión del riesgo de desastres y acceso a sistemas de alerta temprano”, concluyó Luis Felipe Puente.

POR Pierre-Marc René

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Mer K-2Foto: Archivo/ Cuartoscuro

Tras hackeo, ya circulan 200 mdp