Sí esperábamos una desaceleración económica, pero no tan prolongada: IMEF

En el primer año de la administración de Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón y Vicente Fox se creció menos, aseguró el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas

Fernando López Macari, presidente del IMEF. Foto: ESPECIAL
Fernando López Macari, presidente del IMEF. Foto: ESPECIAL

Para 2019 sí esperábamos una desaceleración en la economía mexicana, pero no tan prolongada, señaló el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Fernando López Macari, presidente del IMEF, destacó que la economía se enfrió más de lo previsto, lo que generó un ambiente de desconfianza entre la inversión.

En la inauguración del IMEF Business Summit 2019, explicó que si bien se esperaba un menor crecimiento, porque en el primer año de cada gobierno eso sucede, debido a la curva de aprendizaje que pasan los nuevos funcionarios y la nueva forma de implementar la política pública, la desaceleración fue mayor

En el primer año de la administración de Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón y Vicente Fox se creció menos, dijo López Macari.

Lo que nunca imaginábamos era amanecer en enero con desabasato de combustible, que se prolongó más de mes y medio, lo que generó un estancamiento en algunas regiones del país. Tampoco esperábamos bloqueos en vías férreas y paros laborales en Matamoros, Tamaulipas

Ese cambio de perspectiva, destacó, llevó a ajustar los pronósticos de crecimiento para 2019, de 1.8 por ciento a 0.1 por ciento. 

Vimos que se desaceleró la actividad económica, está desaceleración prolongada generó desconfianza del sector privado, una desconfianza que se ha basado en los principales factores de riesgo como son gobernanza, el manejo de las finanzas públicas y la implementación de las políticas sociales.

Ese panorama, señaló, llevó a la Inversión Fija Bruta a niveles mínimos.

López Macari aseguró que hay cinco factores que México debe poner en marcha para salir del estancamiento económico en el que está y alcanzar tasas de crecimiento altas y sostenibles.

Destacó que las economías avanzadas crecen a niveles de 2 por ciento, mientras que las emergentes como México, por arriba de 5 por ciento, en promedio.

¿Por qué Mexico, si es una economía emergente, no crece a niveles de cinco por ciento?, se cuestionó.

Explicó que para el IMEF hay cinco elementos que son necesarios para alcanzar ese objetivo. 

En primer lugar, dijo, el país requiere un marco tributario que incentive a los inversionistas, con la deducción acelerada de sus inversiones y de las prestaciones de previsión social, además de que reconozca a quien reinvierta sus utilidades.

En segundo lugar, aseguró que existe la necesidad de tecnificar la mano de obra mexicana, para que genere mayor valor agregado.

Como tercer punto destacó la necesidad de incorporar tecnologías de información de vanguardia, tanto el sector privado como el público y la academia, que permitan ser más ágiles, más transparentes.

En cuarto lugar mencionó que se requiere combatir la corrupción, una batalla que no sólo sea exigible a los funcionarios públicos, sino que también incluya a los empresarios, quienes -dijo- deben aprender a evaluar cómo prevenir actos ilegales.

En el quinto y último punto mencionó que se requiere un Estado de derecho mínimo garantizado para todo mexicano, principalmente en temas de seguridad. 

Por Fernando Franco

Fal

¿Te gustó este contenido?