Concamin plantea una política industrial anti proteccionismo

La mejor forma de proteger al consumidor es garantizar el empleo que genera el ingreso diario para adquirir bienes y servicios, asegura la Confederación

FOTO: ARCHIVO / NOTIMEX
FOTO: ARCHIVO / NOTIMEX

 

A días de saber quién será el próximo presidente de México, la Confederación de Cámaras Industriales (Conamin) puso sobre la mesa una política industrial globalmente productiva, competitiva y de inclusión social con la que el PIB de México alcanzaría un crecimiento adicional de entre 1.5 y 2.5 por ciento sostenido durante 20 años.

En conferencia de prensa, Francisco Cervantes, presidente de la Confederación, dijo que la propuesta integral responde a los retos actuales, como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el proteccionismo del gobierno de Donald Trump. Añadió que también se busca revertir el rezago causado por la idea de que la mejor política industrial es la que no existe.

Se agotó el beneficio de los bajos costos laborales y la ubicación geográfica, hoy la Industria 4.0, la robotización y automatización han creado nuevos diferenciales productivos en las naciones asiáticas con las que México compite, expuso.

El proyecto de los industriales también busca la creación de un millón de empleos formales al año, con remuneraciones de entre tres y cuatro veces el salario mínimo actual, así como el incremento de la inversión pública y privada de 22 a 35 por ciento del PIB. Esto con una alianza entre gobierno y empresarios que priorice la inversión en innovación y educación tecnológica, inherentes al desarrollo industrial.

El asesor económico de la Concamin, José Luis de la Cruz Gallegos, manifestó que México debe pasar de la obsesión por la estabilidad macroeconómica a la obsesión por el crecimiento económico vigoroso, con una transición inclusiva.

En 10 diferentes puntos, el empresariado expuso que la mejor forma de proteger al consumidor es garantizar el empleo que genera el ingreso diario para adquirir bienes y servicios, donde la industria forma un papel importante y sugiere que para cumplir los objetivos la Secretaría de Economía se transforme en la Secretaría de Desarrollo Económico.

La Industria 4.0 vendría acompañada de un fortalecimiento del sector energético, y de evitar que el precio de los energéticos y combustibles se incremente solo por necesidades fiscales.

Insta a dejar fuera de la estrategia de gobierno al asistencialismo, para ejercer un gasto público eficaz, transparente y libre de corrupción, con la construcción de más infraestructura carretera, ferroviaria, marítima y aeroportuaria, de telecomunicaciones y energética con mayor contenido nacional.

Todos estos esfuerzos estarían encarrilados a elevar la participación de las manufacturas como proporción del PIB, para llevarla del actual 18 a 22 por ciento hacia 2024 y a 28 por ciento en 2030. México ofrecería productos con contenido nacional, de 40 por ciento en los siguientes 6 años, frente al 40 por ciento actual.

POR NANCY BALDERAS

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Mer K-2FOTO: Hannover Messe 2018

México anota en goles y negocios