Citapia, ligada a más corrupción

La firma está relacionada con Altos Hornos de México (AHMSA) y con Grupo Aldesa

LA ACUSACIÓN. Como a AHMSA y a Odebrecht, Citapia ha sido implicada en la presunta red de corrupción con Pemex, durante la gestión de Emilio Lozoya. Foto: Especial

HIDALGO. Construcciones Industriales Tapia (Citapia), inhabilitada por la Secretaría de la Función Pública (SFP) para participar en contrataciones de carácter federal por dos años y medio, tras falsear información, tuvo, además de Odebrecht, relaciones laborales con Altos Hornos de México (AHMSA), del empresario detenido en España Alonso Ancira, y con Grupo Aldesa, responsable de edificar el Paso Exprés en la autopista México-Cuernavaca, donde se abrió un socavón y murieron dos personas, así como otras empresas implicadas en posibles irregularidades.

Como a AHMSA y a Odebrecht, Citapia ha sido implicada en la presunta red de corrupción a cambio de contratos con Petróleos Mexicanos (Pemex) durante la gestión de Emilio Lozoya Austin.

De Odebrecht recibió el 27 de marzo de 2014 el subcontrato RTAS1-01-99-SCO001 por 331 millones 479 mil 802 pesos para obras del proyecto de Aprovechamiento de Aguas Residuales de la Refinería Miguel Hidalgo, que la compañía brasileña cobró 2 mil 315 millones de pesos.

En su testimonio ante la fiscalía de Brasil del exdirector de Odebrecht en México, Luis Alberto de Meneses, aseveró que Emilio Lozoya Austin le sugirió vincularse con Juan Carlos Tapia, presidente de Citapia, para obtener contratos y a cambio de ello otorgó sobornos.

Por Grupo Aldesa, Construcciones Industriales fue subcontratada para erigir la estructura metálica de la Torre de Control del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México que pretendía la administración de Enrique Peña Nieto.

Además de desarrollos para Petróleos Mexicanos, de quien obtuvo sus principales contratos públicos en el sexenio pasado, esta empresa investigada por el gobierno de México también ostenta desarrollos para la iniciativa privada como la techumbre del estadio Omnilife de las Chivas, del empresario Jorge Vergara.

Por el caso Odebrecht, además de Citapia, tres empresas hidalguenses fueron incluidas en la investigación: Grupo Constructor Tulancingo y Construcciones Sky Universal, que fueron subempleadas por la firma brasileña para un contrato por 2 mil 686 millones de pesos (folio PXR-OP-SILN-SPR-CPMAC-A-414), cuyo expediente fue turnado por Pemex a la Procuraduría General de la República (ahora Fiscalía General) para integrarlo a la investigación del caso, y a la Cooperativa Cruz Azul.

BURLA INHABILITACIÓN

Tras la sanción de la SFP a su principal empresa, Juan Carlos Tapia Vargas obtuvo contratos de la Secretaría de Energía, a cargo de Rocío Nahle, y de Pemex, para la refinería de Dos Bocas por medio de otra empresa de su conglomerado de negocios: Mexicana de Recipientes a Presión.

Esta compañía, Kelloogg Brown & Root y Constructora Hostolipaquillo recibieron dos asignaciones por 2 mil 236 millones de dólares.

El Heraldo de México identificó en la base de datos de Compranet tres contratos por 13 millones 516 mil 959 pesos otorgados por Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) a Mexicana de Recipientes a Presión entre junio de 2011 y agosto de 2012, por recubrimiento de tanques en las estaciones de combustibles de los puertos aéreos de La Paz, Acapulco, Guadalajara y Mazatlán.

Antes de ser ligada al caso Odebrecht, Construcciones Industriales Tapia presumía en su cartera más de 400 obras concluidas en todo el país, en entidades como Sonora, Baja California, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Hidalgo, Veracruz, Tabasco, Chiapas, Jalisco y Guanajuato, entre otros, además de participar en proyectos para cinco de las seis refinerías que operan en México.

En Coahuila participó en el proyecto Fénix AHMSA de Ancira, que vendió la planta chatarra de AgroNitrogenados en 275 millones de dólares a Pemex, otro posible acto de corrupción que investiga la Fiscalía General de la República.

POR ÁXEL CHÁVEZ

eadp

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.