Caída en la recaudación de impuestos amenaza crecimiento económico: Banxico

Durante el primer bimestre de 2019 se recaudaron 14 mil millones de pesos menos de lo previsto, informó Hacienda

Al Banco de México le preocupa que la baja inversión se traduzca en una disminución en el gasto de los consumidores. Foto: Cuartoscuro
Al Banco de México le preocupa que la baja inversión se traduzca en una disminución en el gasto de los consumidores. Foto: Cuartoscuro

La posible caída en la recaudación de impuestos es uno de los riesgos que amenazan el crecimiento de la economía mexicana para los siguientes meses, advirtió el Banco de México (Banxico).

En su minuta número 66 de política monetaria, uno de los cinco integrantes de la Junta de Gobierno sentenció que entre los fantasmas que rondan al país está la posibilidad de que la recaudación tributaria disminuya en relación a lo programado, lo que podría limitar el desempeño del gasto público y, con ello, afectar al crecimiento.

Este temor ya se materializó en el primer bimestre del año, periodo en que la captación de impuestos dejó una bolsa de 577 mil 751 millones de pesos, una cifra menor a la esperada, que era de casi 591 mil millones, según datos de la Secretaría de Hacienda.

Pese a que la recaudación tributaria registró un aumento de 3.5 por ciento frente a febrero de 2018, el IVA, uno de los gravámenes más importantes en el país y que es considerado un termómetro del consumo, arrojó números rojos en los primeros tres meses de este gobierno. En diciembre reflejó  una baja de 0.1 por ciento; en enero, 12.3 por ciento, y en febrero, 2.9 por ciento.

Lee: T-MEC e inversión energética, temas centrales del US-Mexico CEO Dialogue

Otro riesgo que ven el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León y los cuatro subgobernadores, es que se prolongue o se deteriore el actual ambiente de incertidumbre que ha mantenido en niveles bajos la inversión y que pudiera dar lugar a que los consumidores reduzcan su gasto.

También advierten de otras amenazas, entre ellas que se materialice una reducción de la calificación crediticia de empresas productivas del Estado como Pemex o del soberano mismo; que en el ejercicio del gasto público se presente un mayor retraso del que normalmente sucede al inicio de cualquier administración; riesgos derivados del proceso de ratificación del nuevo tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, y la posibilidad de una recuperación más lenta a lo previsto de la producción petrolera.

En cuanto al desempeño de la economía mexicana, la mayoría de la Junta de Gobierno destacó que la actividad en México se desaceleró a finales de 2018 y principios de 2019.

Uno de los miembros indicó que este enfriamiento fue más pronunciado hacia finales de 2018. Otro comentó que, si bien el crecimiento económico del cuarto trimestre fue positivo, preocupa que la inversión pública y privada hayan registrado tres caídas trimestrales consecutivas, que las exportaciones hayan mostrado dos descensos trimestrales consecutivos, y que el consumo haya disminuido en dos de los últimos tres trimestres.

En cuanto a la inflación la mayoría coincidió que si bien se redujo en los últimos meses, no es clara la tendencia que tomará en los siguientes meses, aunque espera que se llegue a la meta de tres por ciento en el primer semestre de 2020.

 

Por Fernando Franco

 

Te recomendamos: Inflación repuntó a 4% durante el mes de marzo, reporta el Inegi

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Mer K-2REUNIÓN. Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE, visitó a los legisladores. Foto: Notimex

EU presiona por reforma