Cabildean la fusión de Disney con Fox

Ernesto Estrada y Eduardo Pérez Motta son los encargados de la negociación con el IFT

71.3 MIL MDD ES LO QUE PAGARÁ DISNEY POR FOX
71.3 MIL MDD ES LO QUE PAGARÁ DISNEY POR FOX

La fusión entre The Walt Disney Company y Twenty First Century Fox, que ha generado polémica en diversos países por la posible creación de un monopolio de contenidos deportivos, llegó a manos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), en donde exfuncionarios del propio organismo están cabildeando para que avance la operación.

Fox y Disney no han escatimado en su estrategia y han sumado a su equipo de representantes a dos exfuncionarios: Ernesto Estrada González, quien formó parte del primer pleno del IFT, y cuyo cargo como comisionado terminó en febrero de 2017; así como Eduardo Pérez Motta, expresidente de la Comisión Federal de Competencia (CFC), organismo que se transformó en la actual Cofece, tras la Reforma de Telecomunicaciones de 2014.

De acuerdo información publicada por el IFT, el pasado 24 de enero ambos personajes sostuvieron una reunión de alto nivel con los siete comisionados del instituto. Estrada y Pérez Motta asistieron en calidad de asesores de las empresas por parte del despacho SAI Derecho & Economía, acompañados de otros directivos.

En la reunión que inició a las 11:15 horas y que duró una hora con 24 minutos también estuvieron presentes otros 16 funcionarios del regulador, entre ellos la titular de la Unidad de Competencia Económica, Georgina Kary Santiago, cuya labor será la analizar el impacto de la operación para la competencia.

Al IFT le tocará revisar los aspectos más polémicos, principalmente el impacto de la fusión de dos gigantes que podrían controlar el 31.3 por ciento de las señales de canales deportivos trasmitidos en México, superando a sus principales competidores nacionales, Televisa y Sky, lo que le daría a Disney un elevado poder de mercado que podría poner en riesgo la competencia y afectaría al usuario final, según un análisis de la consultoría CIU.

Ello porque Disney controlaría los canales deportivos ESPN y las señales de Fox Sports que transmiten eventos como la UEFA Champions League o la Copa Libertadores de América, entre otros, además lograría una presencia importante en el mercado de contenidos infantiles con la propiedad de Los Simpson y Star Wars, entre otros.

Esto podría poner en desventaja a las empresas nacionales de tv de paga mexicana al momento de negociar con Disney la compra de esos contenidos para transmitirlos:

 

Dicha empresa tendría el poder para imponer condiciones a los sistemas de TV restringida en detrimento de los usuarios que en la actualidad tienen acceso al contenido de los canales deportivos con eventos de gran interés, de acuerdo con un análisis del Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET).

 

Por Adrián Arias

jrr

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Mer K-2Los títulos de los equipos europeos presentan poco movimiento. FOTO: ESPECIAL

Futboleras, sin gol en la BMV