Beneficio, para grandes productores

Incentivos fiscales al sector agrícola favorecen a los mayores deciles

6 MILLONES 826 MIL PERSONAS REPORTA
EL INEGI EN EL CAMPO.  FOTO:  CUARTOSCURO
6 MILLONES 826 MIL PERSONAS REPORTA EL INEGI EN EL CAMPO. FOTO: CUARTOSCURO

Los beneficios fiscales otorgados por el gobierno al sector agrícola, ganadero, silvicultor y de pesca favorecen más a los grandes productores y no detonan un crecimiento proporcional en la inversión, sentenció el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados.

En 2019, la Federación dejará de recaudar por incentivos tributarios a los sectores primario (agrícola), secundario (industria) y terciario (servicios) 120 mil 17 millones de pesos, según el Presupuesto de Gastos Fiscales de la Secretaría de Hacienda.

Con este monto, el gobierno podría cubrir la pensión universal para las personas de la tercera edad en un año.

GRÁFICO: PAUL D. PERDOMO

De la suma, 30.6 por ciento va para el sector primario, es decir, 36 mil 542 millones de pesos que se enfocan mediante 14 beneficios diferentes, entre ellos, la exención y reducción del Impuesto Sobre la Renta (ISR), el acreditamiento del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios al diésel y estímulos por usar energías renovables.

Debido a que gran parte de las unidades de producción son pequeños o medianos productores, los beneficios fiscales asignados al sector agrícola son aprovechados, principalmente, por los deciles de mayor ingreso, debido a que se incorporan con mayor facilidad al patrón de contribuyentes, asegura el CEFP.

El Presupuesto de Gastos Fiscales 2019 revela que 98.4 por ciento de la reducción del ISR beneficia a los productores de los cuatro deciles de ingresos más altos.

Este mismo grupo concentra 65.6 por ciento de las exenciones que se otorgan en el impuesto.

El Inegi contabiliza en el sector primario a seis millones 826 mil 480 personas, de las cuales 4.1 por ciento es productor grande. En tanto, el Servicio de Administración Tributaria tiene a 3.8 millones de contribuyentes en esta rama de la economía.

GRÁFICO: PAUL D. PERDOMO

En 2019 se empezó a observar un mayor apoyo a los pequeños productores, se les dio más presupuesto, pero no debemos perder de vista que los medianos y, sobre todo, los grandes empresarios son los que hacen posible que México tenga seguridad agroalimentaria y sea uno de los grandes productores y exportadores del sector a nivel mundial, comentó Juan Carlos Anaya, director general de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas.

El CEFP señaló que desde 2015 se registra una desaceleración en la inversión, cuando los estímulos crecen a tasas promedio anuales de 11.4 por ciento.

Por Fernando Franco

¿Te gustó este contenido?