Banxico aplica quinto recorte en tasas; coronavirus puede impactar en inflación

La economía mexicana se ha mantenido estancada por varios trimestres e incluso anticipó que la actividad económica puede crecer en 2020 menos de lo que estimó

En cuanto a la inflación, aseguró que se mantiene relativamente estable. FOTO: CUARTOSCURO

El Banco de México recortó, por quinta vez consecutiva, su tasa de interés de referencia en 25 puntos base, para ubicarla en siete por ciento.

La Junta de Gobierno de Banxico acordó de manera unánime y con la presencia de sus cinco integrantes hacer este ajuste.

En su anuncio de política monetaria, destacó que la economía mexicana se ha mantenido estancada por varios trimestres e incluso anticipó que la actividad económica puede crecer en 2020 menos de lo que estimó en su último reporte trimestral (julio-septiembre de 2019), de entre 0.8 y 1.8 por ciento.

En cuanto a la inflación, aseguró que se mantiene relativamente estable, aunque reconoce que podría ser mayor a lo esperado en este año. En el primer mes del año, destacó, la actualización de las tasas del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a cigarros, refrescos y gasolinas presionó los precios en el país.

Detalló que los riesgos al alza para la inflación son: la resistencia a disminuir de la inflación subyacente; el aumento salarial y su eventual impacto al mercado laboral y los precios; un posible ajuste cambiario por factores externos o internos; incrementos mayores a lo previsto en los precios agropecuarios, y un deterioro en las finanzas públicas.

A la baja: una apreciación adicional del tipo de cambio; menores precios internacionales de los energéticos por el brote de coronavirus, y una ampliación en las condiciones de holgura.

Van cinco ajustes

En 2019, el banco central recortó en cuatro ocasiones el llamado precio del dinero. En todos fue de 25 puntos base.

El primero fue el 15 de agosto y fue de 8.25 a 8 por ciento. El segundo, el 26 de septiembre, a 7.75 por ciento; el tercero, el 14 de noviembre, a 7.50 por ciento, y el último el 19 de diciembre, a 7.25 por ciento.

Lo anterior luego de que emprendió una tendencia alcista desde diciembre de 2015, hasta llevar la tasa de interés, el 20 de diciembre de 2018, a uno de los niveles más altos de la historia: 8.25 por ciento.

La Junta de Gobierno tomará las acciones que se requieran con base en la información adicional, de tal manera que la tasa de referencia sea congruente con la convergencia ordenada y sostenida de la inflación general a la meta del Banco de México en el plazo en el que opera la política monetaria, señaló.

Por Fernando Franco
dzd

¿Te gustó este contenido?