Ajustan crecimiento

Analistas bajan proyección para 2019 a 1.10%; sería la menor expansión desde 2009

La economía mexicana en los últimos meses ha mostrado una desaceleración. Foto: Miguel Ulloa
La economía mexicana en los últimos meses ha mostrado una desaceleración. Foto: Miguel Ulloa

Analistas del sector privado encuestados por el Banco de México recortaron, por sexta ocasión, su expectativa de crecimiento para 2019, de 1.35 a 1.10 por ciento, ante las mayores preocupaciones por la incertidumbre política interna, la estrategia de gasto público y la débil plataforma de producción petrolera.

De concretarse el pronóstico, sería el menor crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) desde 2009, cuando la economía cayó 5.3 por ciento arrastrada por la crisis hipotecaria de Estados Unidos.

Las cifras dadas a conocer sugieren que, en la primera mitad del año, se materializó una fuerte desaceleración, sentenció Fernando López Macari, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas.

La estimación de crecimiento para este año de los 37 grupos de análisis considerados por Banxico pasó de 2 por ciento en julio de 2018, cuando el presidente López Obrador ganó las elecciones, a 1.10 por ciento en la encuesta pasada (junio).

Se trata de la menor previsión desde diciembre de 2016 que se empezaron a hacer pronósticos para 2019.

La calificadora Standard & Poor’s se sumó a estos recortes. La firma ajustó su pronóstico de 1.6 a 1.3 por ciento para 2019 y advirtió que la incertidumbre por la política pública continuará, al reducir el papel de los privados en sectores clave como el energético.

Algunos bancos de inversión son menos optimistas. Tal es el caso de Barclays, que recortó su estimación a 0.5 por ciento para este año.

De acuerdo con Banxico, todos los especialistas advirtieron que la economía no está mejor que hace un año; la cifra de analistas que ve un mal momento para invertir aumentó de 62 a 72 por ciento.

Federico Rubli, integrante del IMEF, dijo que hay un entorno de incertidumbre, por factores como la cancelación del aeropuerto y el litigio de la CFE por el gasoducto.

Este fenómeno, advirtió, se puede convertir en una crisis de confianza si otra calificadora, además de Fitch, recorta a grado especulativo la nota de Pemex.

La publicación de la próxima encuesta tendrá lugar el 1 de agosto. Para entonces, se conocerá el PIB del segundo trimestre, por lo que existe la posibilidad de las expectativas tengan una nueva variación, anticipó Janneth Quiroz, analista de Monex.

POR FERNANDO FRANCO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Mer K-2Guadalajara

Jalisco tiene 20% de las convenciones