Afectan redes de transmisión

En el país, un tercio de la infraestructura tiene más de 30 años

CFE. México requiere inversiones de hasta 7 mil millones de dólares anuales en el sector. Foto: AP

La austeridad aplicada por el gobierno de la Cuarta Transformación impactó el presupuesto de Transmisión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con un recorte de 6 por ciento; para este año se aprobó un gasto de 14 mil 500 millones de pesos, cifra menor a los 15 mil 400 millones registrados en 2019.

A esa situación se suma la antigüedad de un tercio de la infraestructura.

Paolo Salerno, socio fundador de la consultoría especializada Salerno y Asociados, explicó que 28 por ciento de las líneas de transmisión de la empresa productiva del Estado tiene más de 30 años de antigüedad, mientras que 19 por ciento tiene entre 21 y 30 años.

Hay una cantidad enorme de líneas de transmisión antiguas. ¿Eso qué implica? Que la calidad de la energía baje, explicó.

Agregó que lo mismo sucede con las subestaciones de la red, en donde 48 por ciento de ellas tienen más de 26 años. Hablamos que casi la mitad de estos componentes, tienen esa antigüedad, producto de la falta de inversión, indicó.

Claudio Rodríguez Galán, socio de la práctica de Energía de Thompson & Knight, dijo esas líneas de transmisión que se construyeron hace 30 años, fueron pensadas para la actividad industrial de hace tres décadas, pero el mundo ha cambiado.

 

México pierde mucho dinero por las líneas antiguas, por las pérdidas de transmisión, explicó.

Víctor Ramírez, consultor independiente en materia energética y ex director ejecutivo de la Asociación Nacional de Energía Solar (ANES), expuso que México necesita tener una mejor red de transmisión, pero el asunto se ha rezagado por falta de inversión.

La red se satura y no hay capacidad suficiente; no llega la energía suficiente a los sitios donde se necesita llevar la electricidad. Esto también afecta a otras fuentes, ya que la energía limpia o renovable producto de los parques solares o eólicos, también enfrentan dificultades para ser transportadas, justamente por el estado de las redes de transmisión.

Ramsés Pech, analista de Caraiva y Asociados, dijo que la demanda de electricidad se incrementa cada año 3 por ciento, en promedio, lo cual genera una creciente saturación en la capacidad de la red que no se compensa con los recursos para su ampliación y modernización.

Por Adrián Arias

lctl

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.