VIDEO: Aprende a hacer arroz con bichos con el chef Sergio Camacho

Un clásico del restaurante de Los Danzantes en el corazón de Coyoacán. Combinación de Gusanos de Maguey, Escamoles, Chapulines y Caracoles de Jardín.

El Heraldo de México
El Heraldo de México

Escamoles, gusanos de maguey, hormigas y chapulines. México es rico en gastronomía de insectos. La práctica de comer insectos en nuestro país es muy antigua, tan antigua que fue registrada en el Códice Florentino por Fray Bernardino de Sahagún en el siglo XVI.

En dicho códice se describen más de 96 especies de insectos que fueron parte de la alimentación de los mesoamericanos y que, al paso de los siglos, se han consolidado y convertido en parte fundamental de la riqueza de la cocina prehispánica.

Además, estudios comprueban que 100 gramos de cualquier especie aporta 80% de proteína, por lo que la entomofagia (hábito de consumir insectos) ha sido catalogada como el alimento del futuro.

México tiene una gran variedad de insectos comestibles, 549 de las dos mil especies existentes en el mundo son endémicas y se encuentran principalmente en los estados del centro, sur y sureste del país.

Entre los insectos comestibles más populares se encuentran los escamoles, los gusanos de maguey, las hormigas chicatanas, los chapulines, jumiles y chinicuiles.

Para darnos una muestra de la riqueza de la cocina de nuestros ancestros, el restaurante Los Danzantes, que desde hace 18 años lleva a cabo un festival dedicado a los bichos, nos da muestra de lo delicioso que es comer insectos y nos enseña cómo prepararlos:

Mole de Flores e Insectos: Inspirado en las chinampas  del lago de Xochimilco. Mole de flores perfumado con una infusión de menta y lavanda, acompañado de Caracol de jardín, xamúes y chinicuiles.

Arroz con Bichos: Combinación de gusanos de maguey, escamoles, chapulines y caracoles de jardín.

Por Miriam Lira / El Heraldo de México

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso