Sabores de China al sur de la CDMX en Hunan

El concepto gastronómico está enfocado en un “family style” para compartir los platillos al centro de la mesa

FOTO: ESPECIAL
FOTO: ESPECIAL

Poco a poco la zona sur de Ciudad de México se llena de restaurantes para ofrecer a sus comensales mayor variedad de sabores, uno de esos es Hunan que hace poco abrió sus puertas para agasajar a sus clientes con su típica comida china.

 

A poco de su llegada al centro comercial Artz Pedregal, su menú ha conquistados el paladar de sus clientes al ofrecer platillos icónico como: shrimp toast, triángulos de camarón tostado; mixed dumplings, de carne, camarones y vegetales fritos o al vapor; fried calamari, calamares ligeramente empanizado con pimiento morrón y cebollín; honey crispy shrimp, camarones crujientes en salsa honey; el clásico e imperdible peking duck, servido con crepas hechas en casa, cebollín, pepino y salsa de ciruela,  al que se suma el return of the phoenix, delicioso pollo con ajonjolí, salteado y aderezado con una salsa agridulce.

Para los amantes de los vegetales

Hunan ofrece un menú ligero donde los ingredientes son cocido al vapor, entre estos,  vegetales mixtos, rebanadas de pollo con brócoli y camarones mariposa con berros.

 

La historia de Hunan comenzó hace 25 años cuando se instaló en Lomas de Chapultepec, dando inicio a una larga trayectoria y convirtiéndose así en en el favorito de varias generaciones.

 

El restaurante es conocido por sus recetas clásicas de alta cocina china, con una arquitectura contemporánea y su filosofía de servicio comprometido. Este es la tercera sucursal de Hunan.

 

Y qué decir de los postres, entre los más característicos del lugar se encuentran: el Merengue, relleno de helado de vainilla y coulis de fresa; Pastel de Coco, de tres leches y ralladura de coco natural o el Cheesecake con macadamia, bañado en salsa de cajeta.

Y en cuanto a coctelería…

Los baristas ofrecen todos los estilos de coctelería clásica, así como, creaciones al gusto del comensal. El cóctel insignia está hecho a base de lichi, un árbol frutal tropical originario del sur de China.

DONDE: Al interior de Artz Pedregal.

COSTO: Alrededor de 900 pesos.

Por Adriana V. Victoria

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
GourmetFoto:  EDGAR LÓPEZ

Segunda parte. Cristina Barros: La cocina como patrimonio