Maricú: escuela de cocina dulce, impulsando nuevas generaciones

La chef Maricú Ortiz busca lograr la perfección repostera en México, y ello lo enseña en los dos campus de su escuela

http://maricuortiz.com
http://maricuortiz.com

Desde pequeña, Maricú tuvo la repostería muy presente en su vida. Eso la llevó
a estudiar en la prestigiosa escuela Lenôtre, en París, y posteriormente a dedicarse a formar reposteros de los más altos niveles de excelencia en su escuela, el Centro de Artes Culinarias Maricú, que cuenta con un campus en Paseo de las Palmas y otro en Jardines del Pedregal.

 

El objetivo de Maricú es lograr la perfección repostera en México. Para ello, sus alumnos aprenden a conocer, analizar y degustar distintos ingredientes, y definir los mejores maridajes: Hay que tener la mezcla balanceada para llegar al sabor perfecto y saber combinar texturas y sabores para lograr el mejor resultado a la vista del comercial, explicó.

Enseña a sus alumnos que con entrega, constancia y pasión se puede llegar lejos, y les inculca una mentalidad de esfuerzo, dedicación y disciplina. Para complementar el aprendizaje, trae constantemente a chefs reconocidos internacionalmente, como Paco Torreblanca, Philippe Gobet y Benôit Gaillot.

 

Para la chef, lo más importante es el sabor. Sin embargo, también es muy importante la presentación. Por eso, busca siempre que ésta sea limpia y sin complicaciones, para lograr productos sencillos y de calidad. En cuanto a técnica, las que más utiliza son el batido –ya que todas las cremas se montan– y la cocción –ya que todas las masas se hornean–. De ingredientes, las frutas son los que más adapta a la pastelería. Su objetivo es crear un final dulce, ya que el sabor del postre es aquel con el que se queda el comensal.

 

 

La escuela produce todo lo que se sirve en El café de la Escalera, una cafetería ubicada en una famosa tienda departamental en Polanco. De esta forma, los alumnos pueden practicar y aprender mientras conocen lo que es la producción y el funcionamiento real de un negocio pastelero, pues los pasteles deben enviarse todos los días y recién hechos.

 

Su amor por la repostería también ha llegado al mundo digital con la app Maricú, en la que los usuarios pueden seguir paso a paso exquisitas recetas de cocina dulce. Con esto, la chef busca trasmitir y enseñar su pasión gastronómica a todas las personas, sin importar la distancia.

 

Por Cristina Mieres y Rafaela Kassian

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso