Gastro Lab. Junk Bar, marcando tendencia con dulces y botanas

Junk Bar ® surgió hace 11 años a partir de una fiesta familiar que Julie Sutton planeó, en la que decidió que no quería que hubiera el mismo pastel

Gastro Lab. Junk Bar, marcando tendencia con dulces y botanas

Junk Bar ® surgió hace 11 años a partir de una fiesta familiar que Julie Sutton planeó, en la que decidió que no quería que hubiera el mismo pastel de siempre.

Así comenzó a mezclar los sabores de algunas botanas para el evento.

Nunca en mi vida pensé que me iba a dedicar a esto. Siempre me ha gustado esta cultura que tenemos los mexicanos de estar enchilados, de comer papitas y otras botanas. Entonces decidí crear algo más original, comentó Julie.

Todo comenzó con una mesa en la que tenían dulces tradicionales mexicanos, botanas como los famosos Cazares, papas fritas, cacahuates y dulces picantes.

Para Julie, todo eso define a México. Tenemos muy buen chocolate en Oaxaca y en otros lugares, pero también contamos con muy buenas botanas, como tamarindos y unos enchilados deliciosos que nadie usaba. Fue por eso que se me ocurrió empezar todo esto. De ahí es que llevo 11 años con este negocio.

Desde un principio, Julie tuvo claro que el concepto se llamaría Junk Bar ®, pues la idea era hacer una barra, con personal que hiciera los mixes.

Todo eso fue evolucionando y, poco a poco, empezó a marcar tendencia en los eventos actuales que ocurren en México.

Nuestro perfil de cliente es el que me deja transformar y crear conceptos a partir de sus ideas y sus proyectos, claro, también todo depende de la información que nos da el cliente, yo necesito esa libertad para empezar a trabajar.

Para obtener inspiración, para Julie es fundamental estar viajando y así documentar, hacer pruebas y después archivarlo en su cabeza.

La gente que me conoce dice que no podría dedicarme a otra cosa que no sea esta. Junk Bar ® es mi pasión. Me encanta y me divierto mucho.

En Junk Bar personalizan los productos. El cliente llega a la barra y escoge lo que quiere. Se pueden hacer mezclas como ellos lo pidan.

Los junkers hacen la mezcla que el comensal quiera, con el nivel de chamoy o de limón que escojan. Ese es un aspecto que, en opinón de la creadora del concepto, los hace únicos.

Y como en todo negocio, Julie considera importante plantearse qué es lo que sigue para llegar a nuevos lugares.

Vienen muchos cambios. El año pasado hicimos lo de las donas, y ya se ven en todos lados. Ahora también las haremos personalizadas. En agosto sacaremos una línea nueva que será una sorpresa. Preparamos productos nuevos y muchas locuras.

También viene mucho la tendencia healthy. Estamos trabajando con cosas sin gluten, sin azúcar, sin lácteos, tanto en dulce como en enchilados. Tenemos un área que se llama el Junk Lab, en donde estamos constantemente inventando productos dulces y salados.

Dentro de sus nuevos productos también habrá algunas opciones con alcohol, exclusivas para los adultos.

Los pasteles que Julie propone se han convertido en un icono, por estar personalizados con ideas innovadoras y divertidas. Además de eso, ofrece diferentes kits para regalos como el gin, mezcal, vino y tequila, para celebrar en cualquier ocasión. Julie está preparando más novedades, entre ellas un secreto jamás visto antes en México. Una razón más para no perderle la pista.

POR CRISTINA MIERES Y RAFAELA KASSIAN
CGASTROLAB @HERALDODEMEXICO.COM.MX
FOTOS: BERNARDO CORONEL

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso