Cancún gastronómico

Comer en este destino caribeño es toda una experiencia por su vasta propuesta culinaria, la cual ofrece desde pescados y mariscos hasta comida japonesa y pizza gourmet

Cancún gastronómico

Cancún es uno de los destinos turísticos más importantes del país y, como tal, su presencia gastronómica no se ha quedado atrás.

En esta ciudad se encuentran restaurantes que te dejan con un gran sabor de boca gracias a la frescura de sus pescados y mariscos, lo cual hace la diferencia en cualquier platillo.

Voy a empezar hablando de un lugar que está a la orilla del mar: Mar-Bella, que es el claro ejemplo de un restaurante con pescados y mariscos frescos. Su platillo estrella, sin duda, es el arroz de langosta cocinado con un poco de ajo. Y lo más espectacular es el caldo picante de langosta con todo y cabeza; este platillo indudablemente me hará volver las veces que sean necesarias a este gran lugar. Las almejas vivas, en cada movimiento, derrochan frescura y sabor. En pocas palabras, un sitio espléndido.

Ahora que si lo que buscan es una alternativa internacional, a la orilla de la laguna está Cenacolo, un restaurante italiano donde las masas de pizza y la pasta son hechas a mano. Todas sus pizzas las hacen en un horno de leña que se encuentra en la entrada del lugar, mostrando así el cuidado con el que se hacen los alimentos. Una de mis pastas favoritas es la de mariscos en salsa roja, es irresistible.

Pasta hecha en casa con una salsa artesanal y de sabor delicioso, por supuesto con mariscos de gran calidad.

Y haciendo caso a las recomendaciones de la zona, nos mandaron a un nuevo restaurante japonés: Tora, que cuenta con la terraza más espectacular de Cancún. El servicio es súper, los meseros son muy amigables y todos los platillos tienen una gran historia. Cada empleado presenta y conoce el platillo, a la perfección.

Primero te reciben con una especie de dip de sake para comer con unos plátanos machos asados, que he de confesar, dije: sólo los voy a probar, y terminé devorándolos todos.

El sashimi no era tan espectacular, sin embargo, la forma de presentarlo sí, y, sobre todo la frescura de cada uno de los pescados que hay en su fuente. Las palmas se las lleva la langosta a la parrilla, el sabor es impactante y la presentación es tan adecuada que luce todavía más, ya que usan el caparazón como plato hondo.

Para terminar, uno de los restaurantes que no pueden faltar en su próxima visita es Villa Rolandi, en Isla Mujeres.

Otro restaurante italiano que no te puedes perder. El ambiente es totalmente relajado y la parrillada de mariscos es una cosa de locura. En mi última visita pedí pizza de mariscos, que es uno de esos platillos que te da miedo probar porque sabes que al final terminarás atrapado por siempre, y así fue. Un lugar al que, cada vez que voy a Cancún, siento una terrible necesidad de volver.

 

 

Por la chef Ana Martorell

@ChefAnaMartorell

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
GourmetKen Grier en la  presentación de la expo en Casa Basalta (Foto:  PABLO SALAZAR)

El arte de hacer whisky