Tokio, la ciudad gastronómica del oriente

La capital japonesa cuenta con 230 restaurantes con estrella, supera a Kioto con 203 y a París con 113

Ilustración: Allan G. Ramírez
Ilustración: Allan G. Ramírez
Comer y viajar siempre han sido de los mejores placeres de la vida. Son cosas en las que dedicamos tiempo, aspiraciones en las que invertimos nuestros ahorros, porque no hay mejor cosa que viajar a un lugar nuevo donde la variedad y calidez de la comida sean infinitas. 
Tokio es una ciudad que no sólo hay que visitar por sus templos, paisajes e historia, también por la extensa gama de ofertas culinarias que puedes encontrar al caminar por sus calles. Es la ciudad con más estrellas Michelin en todo el mundo.  
Aquí, disfrutar no sólo de platillos tradicionales japoneses, sino de fusiones y cocinas internacionales como la española y la francesa, es también una gran opción. 
Sin embargo, es curioso que los restaurantes en Japón que sirven comida tradicional son totalmente diferentes a como los conocemos en el mundo occidental.
 
En sus cartas nunca encontrarás sushi, teppanyaki o tempura juntos, más bien cada restaurante sirve un tipo de comida diferente. Los nigiris y los noodles nunca se encontrarán en el mismo lugar.

Teppanyaki 

La forma de cocinar en los restaurantes que lo ofrecen puede parecer muy simple, pero su comida te enseña que a veces lo más simple es lo de mejor sabor. Puedes acompañar tu carne o pescado a la plancha con un arroz al vapor o con uno frito con ajo. 

Los restaurantes muy tradicionales no hacen uso de platos, sino que los comensales comen sobre la misma plancha donde la proteína y las verduras son cocinadas. Si lo que buscas es probar algo más allá de lo ordinario te recomiendo pedir el kobe beef, famoso por su textura, ternura y sabor. Esta elección no te decepcionará y su alto precio habrá valido la pena. 

Shabu shabu 

Este tipo de comida se prepara sumergiendo finas rebanadas de verduras y filete de carne en una olla de agua hirviendo. Algunos restaurantes también ofrecen fideos de arroz para cocer en la misma olla. Antes de comerlo se debe mojar el trozo de carne, fideo o verdura en salsa ponzu y salsa de ajonjolí. Al acabar con la carne y las verduras se bebe el caldo sobrante. Se puede acompañar con arroz al vapor. El kobe beef o la carne wagyu es una excelente opción para degustar en estos restaurantes. 

Sushi 

En estos restaurantes es muy común que los trozos de sushi y sashimis que se sirven no sean los de tu elección sino los que hayan sido preparados en ese momento, todo de acuerdo a la pesca del día. Esto garantiza que el pescado siempre esté fresco.  

Normalmente los comensales no le agregan soya ya que la cantidad que le pone el chef en la cocina es suficiente. Los platillos son servidos con jengibre encurtido y wasabi. El jengibre ayuda a que las papilas gustativas capten el sabor de cada pescado. El wasabi ayuda a resaltar el sabor y a facilitar la digestión. Adicionalmente contiene propiedades antibacterianas. Este condimento se extrae de una planta y al rallarla se obtiene esta especie de pasta verde que conocemos. 

Robatayaki 

Estos restaurantes cocinan con una técnica japonesa muy antigua que consiste en preparar los platillos a fuego lento en una parrilla de carbón vegetal. Los ingredientes que se utilizan son siempre carne, pescado, y verduras frescas. Es común que estos restaurantes contengan la parrilla al centro, donde los comensales comen. Platillos como tempura, noodles, anguila y yakitori (brochetas de pollo) son también opciones que se sirven por separado.  

El mercado 

El mercado de Tokio también es una gran opción, ahí puedes encontrar todo tipo de platillos hechos con ingredientes frescos y los métodos más tradicionales. Aquí puedes encontrar desde nigiris de atún toro cortados al momento hasta omelletes de huevo dulces (Tamagoyakis) y dulces japoneses hechos de arroz y rellenos de frijol dulce y frutas. 

Tokio es una ciudad que ofrece una enorme variedad de opciones gastronómicas, también una extensa lista de cosas qué hacer, visitar y aprender. Empecemos hablando de Ginza street, una de las calles más famosas de esta ciudad. Es conocida por las grandes tiendas de prestigio que contiene y la impresionante arquitectura de los edificios que la rodean. Si te encuentras caminando por aquí y el hambre empieza a molestarte, un gran restaurante de sushi llamado Seamons es una excelente opción. Birdland es también una gran elección para probar yakitori, kamari y los famosos fideos soba. 

Si estás en el barrio Roppongi, distinguido por su vida nocturna te recomiendo ir a Inakaya, un restaurante de robatayaki que te dejará con la boca abierta por su comida. Si los helados de matcha son lo tuyo, puedes compararlos en el distrito de Asakusa en la calle Nakamise-dori y después caminar por Senso Ji’s, el templo budista más antiguo de Tokio. 
Si te encuentras caminando por el famoso cruce de Shibuya, verás la popular estatua de Hachi y las calles más fashion de la ciudad, puedes aprovechar para disfrutar de la cocina de Florilège, un restaurante con dos estrellas Michelin que ofrece platillos de fusión japonesa y francesa.

 
Tokio no es sólo una ciudad donde puedes aprender de una nueva cultura y sorprender a tus papilas gustativas, es un viaje que verdaderamente vale la pena porque te hacen darte cuenta de lo poco que sabes del mundo.  
Es de esos viajes que te ayudan a abrir la visión sobre la vida, pero lo que lo distingue es que con tan sólo voltear a ver su gastronomía aprendes su secreto para crear todos los días experiencias inolvidables.

Cada textura que sientes en la boca, cada olor que percibes, cada ingrediente, cada bocado que es preparado en un restaurante, desvela el truco de los capitalinos japoneses para impresionar a los turistas que tocan su tierra. Su truco: Sin dedicación, perfección y pasión es imposible producir magia.

 

Tokio, la ciudad mágica del sushi. Foto: Especial

Para llevar 

  • En Japón no es obligatorio y no se espera que los clientes dejen propina.
  • Cajas Bento. Sson cajas de comida para llevar. algunos japoneses las compran para consumirlas durante sus viajes en tren.
  • Una opción muy curiosa es ir a un izakaya, tabernas donde se reúnen los japoneses al salir del trabajo.

Más sobre Tokio

  • El sushi se inventó como elemento de comida rápida en el siglo XIX. 
  •  La sopa miso es uno de los platillos que se sirve en casi todas las comidas. 
  • La salsa de soya es para el pescado y no para acompañar el arroz como en occidente.

Por María Cristina Olivares Mieres 

¿Te gustó este contenido?