Tequila y chocolate, la combinación perfecta para celebrar al amor y a la amistad

Los tonos avainillados del tequila, con notas a caramelo y nueces tostadas combinan perfecto con los chocolates que tienen de 56 a 75 por ciento de cacao. Aquí te damos más tips

Los chocolates con 75 por ciento de cacao producen una sensación caliente, gracias a la acidez y amargor del cacao que estabiliza la carga de alcohol. Foto: Cortesía
Los chocolates con 75 por ciento de cacao producen una sensación caliente, gracias a la acidez y amargor del cacao que estabiliza la carga de alcohol. Foto: Cortesía

Los chocolates ideales para degustar con tequila varían de acuerdo a las tonalidades de la bebida. Sin embargo, los semi amargos cuentan con un equilibrio balanceado que lo hace mucho más amigable al gusto. Lo anterior lo comprobó Mao Montiel, fundador y director creativo de la chocolatería Dolcenero quien compartió algunos tips usando como referencia al Tequila Herradura:

 

Foto: Cortesía

 

1. Elegir los mejores ingredientes

De acuerdo a Montiel, los chocolates de calidad superior, deben ser crocantes, uniformes y sin manchas blanquecinas visibles al momento de degustarlos, las últimas indican que durante el proceso de fundición estuvo expuesto a temperaturas incorrectas.

En el caso del tequila, es preferible seleccionar una bebida ultra premium, que tenga métodos de producción artesanal y tradicional, con fermentación natural así como un tiempo de maduración mayor a la norma oficial, que le proporcione tonalidades distintas producidas por la fermentación, el tipo de barricas y el tiempo destilado.

2. Buscar la mezcla perfecta

Es indispensable probar cada elemento por separado, analizar los matices, aromas y notas, pues entre más elementos en común existan entre ellos, más nos acercaremos a un maridaje, aconseja el chocolatero. No es necesario encontrar el mismo sabor, se trata de confiar en el instinto. Por ejemplo, si en la ficha técnica y notas de cata del tequila encontramos vainilla y en nuestro chocolate notas de carmelo, será una buena combinación.

3. Decidir la manera para degustarlo

Una vez elegidos ambos ingredientes mexicanos, existen tres formas de maridar chocolate con tequila. Para esto, Mao aconseja:

Dar un pequeño sorbo a la bebida y mantenerlo en la boca para detectar cada nota y aroma. Después, pasarlo para realizar el mismo proceso con el chocolate. De esta forma el retrogusto del tequila se encargará de realizar el maridaje con las nuevas sensaciones que persisten en la boca.

Dar una mordida al chocolate o bombon y mantenerlo en la boca hasta que comience el proceso de fundición, posteriormente, comer. A continuación, dar un pequeño trago al tequila, evita dar un trago grande ya que puede eliminar los demás sabores. A diferencia del método anterior, el retrogusto del chocolate será el encargado de realizar el maridaje.

También puedes morder el chocolate ó bombon y saborea lentamente hasta que comience su proceso de fundición, cuando aún se tenga chocolate en el paladar, bebe un poco de tequila.

4. Hay una expresión para todos

Herradura ofrece nueve tipos de tequila, con notas de cata distintas para cada tipo de chocolate. El experto chocolatero de Dolcenero recomienda:

Herradura Ultra ofrece tonos avainillados, con notas a caramelo y nueces tostadas que combinan perfecto con los chocolates que tienen de 56 a 75 por ciento de cacao. Tequila Herradura Directo de Alambique, posee un alto grado de alcohol que potencializa los sabores. Los chocolates con 75 por ciento de cacao producen una sensación caliente, gracias a la acidez y amargor del cacao que estabiliza la carga de alcohol.

Tequila Selección Suprema y sus notas de vainilla, caramelo, especias cálidas y frutos se armonizan y se potencializan tanto en el tequila como en el chocolate, los chocolates que comienzan a tener mayores contenidos lácteos y de azúcar, como los chocolates y que tienen de 38 hasta 45 por ciento de cacao, son ideales.

 

Foto: Cortesía

 

Por Adriana V. Victoria
jram

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
GastroLabNació en Panzano, un pequeño pueblo en la Toscana y creció creyendo que los animales tenían muchas colas y muchas cabezas. Foto: Especial

Dario Cecchini: el mejor carnicero del mundo