Tamales: historia y tradición

Este platillo se elaboraba desde épocas prehispánicas como homenaje a los dioses, actualmente es una de las preparaciones emblemáticas de la gastronomía de barrio

EL REY. El tamal
surgió en Mesoamérica entre 800 y 500 a. C. Foto: Especial
EL REY. El tamal surgió en Mesoamérica entre 800 y 500 a. C. Foto: Especial

Uno de los ingredientes más representativos en la gastronomía mexicana es el maíz. Con él se logra una gran variedad de platillos que nos representan y, con sólo mencionarlos, los ojos voltean hacia nuestro país.

Uno de estos platillos son los tamales. El vocablo proviene del náhuatl tamalli y significa ​envuelto. ​Esta preparación ha evolucionado a través de los años, y con la llegada de los españoles y la introducción del cerdo, empezó a cambiar la receta y se le agregó manteca para darle sabor. ​

Los indígenas los ofrecían a sus dioses como muestra de benevolencia, pero con la introducción de una nueva religión, los españoles intentaron, poco a poco, cambiar las creencias, pero respetando tradiciones para que fuera más fácil la aceptación.

Así, se les permitió seguir ofreciendo los tamales, pero como muestra de evangelización, demostrando de esta manera que los indígenas aceptaban la nueva religión, es por esto que son el alimento tradicional en los bautizos y las comuniones.

También son la comida típica de La Candelaria el 2 de febrero, fiesta católica en la que se celebra la presentación de Jesús en el templo y que fue una fiesta que se introdujo a los indígenas a cambio de la del Dios Tláloc, en la que le pedían lluvias para las cosechas, ofreciendo tamales a cambio. ​

La Candelaria es el resultado de la tradicional Rosca de Reyes, que simboliza cuando José y María escondieron a Jesús para protegerlo de Herodes. ​Quien tiene la suerte de encontrar al niño en su pedazo de rosca, debe cuidarlo y vestirlo hasta el 2 de febrero, fecha en la que debe de ofrecer tamales para la veneración de la tradición.

Receta de Tamal de Anís

Ingredientes:

  • ½ kilo de masa para tortillas. ​
  • 200 g de chicharrón. ​
  • ¼ de kilo ​de piloncillo. ​
  • ½ cucharada de anís.​
  • 1 ½ taza ​de agua. ​
  • 1 manojo ​de hojas secas de maíz.

Preparación:

  1. Poner a hervir el agua con el anís por tres minutos. ​Retirar y colar. ​
  2. Moler los chicharrones y batir con el piloncillo. ​
  3. Añadir la masa y el agua de anís. Mezclar hasta conseguir una masa suave. ​
  4. Remojar las hojas de maíz y poner una cucharada de masa en cada una. ​
  5. Se amarran, se ponen en la vaporera y se cuecen dos horas.

 

Por Ana Martorell y Juanma Martínez Rodríguez

¿Te gustó este contenido?