Restaurante Hacienda: cocina y cantina en Cabo San Lucas

El chef encargado de este restaurante, Julio César Gutiérrez, fusiona distintas técnicas de cocina para presentar a sus comensales platillos llenos de texturas y sabores

El menú permite contextualizar la cocina del chef Julio César Gutiérrez quien combina diferentes técnicas. Foto: Juanma Martínez Rodríguez
El menú permite contextualizar la cocina del chef Julio César Gutiérrez quien combina diferentes técnicas. Foto: Juanma Martínez Rodríguez

En Cabo de San Lucas se encuentra el lugar ideal para los amantes del producto fresco (propio de estas latitudes) y de la contundencia. Muy alejado de la cocina molecular, encontramos en este establecimiento perteneciente al grupo Hunan, una propuesta especializada en platillos de mariscos y pescados, que vale la pena visitar.

El menú permite contextualizar la cocina del chef Julio César Gutiérrez quien combina diferentes técnicas que dan como resultado la fusión de sabores y texturas, sumado a una espectacular vista al mar de Cortés y un ambiente de tranquilidad amenizado con música en directo, que permiten saborear platillos donde los marisco son los protagonistas, aunque, también los amantes de carne tendrán su oportunidad de disfrute.

Entre ellos, un volcán de mariscos que lleva camarón, pulpo y cabrilla presentados sobre una crujiente tostada de maíz. Las técnicas empleadas por el chef en la elaboración de este platillo indica una apuesta por la sencillez, el uso de nuevos recursos como el horno de brasas Josper, y una presentación que tiene como objetivo mostrar la generosidad hacía en el comensal.

Cocciones perfectas

Desde los mariscos y el pescado que se entrelazan con un terminado de toques crunch y ahumados propios de las brazas, donde la terminación del platillo se realiza con toques muy mexicanos ya que se acompañan con el chile guajillo y la salsa de aguacate.

Por otro lado, un molcajete de marisco y pescado donde la estética, por sí, adelanta que se trata de un platillo mexicano, y en efecto, el contenido va en la línea: pescado a la talla, camarones al mojo de ajo y pulpo, con un nexo común las brasas que le dan un toque ahumado inconfundible. Es importante resaltar los perfectos puntos del pescado y del marisco que denotan un buen conocimiento de la técnica y del punto del horno de brasas.

Entre platillo y platillo, el chef presenta una pequeña ración de sorbete de frutas que ayudan a limpiar el paladar, para hacer perceptibles las cualidades organolépticas del siguiente. Elegidas las siguientes frutas: mango, fresa y guayaba.

Para terminar, recomendamos la siguiente trilogía de postres muy mexicanos: un pastel de tres leches, churros de la casa, en una triple versión (café, chocolate y anís) y un pie de queso.

 

 

Por Juanma Martínez Rodríguez
jram

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
GastroLabAlgunas opciones para disfrutar de un buen vino o una excelente comida son las que a continuación se enlistan. Foto: ESPECIAL

Agenda gastronómica, te decimos qué hacer en junio