Niurys Higueras: Con sazón cubano

La cocinera tradicional comenzó su camino culinario desde los nueve años, ahora comparte su pasión por la cocina a través de su restaurante el atelier

Niurys Isabel Higueras. FOTO: LESLIE PÉREZ
Niurys Isabel Higueras. FOTO: LESLIE PÉREZ

Mientras mis amigas jugaban a las escondidas yo me divertía en la cocina, así comenzó la historia de Niurys Isabel Higueras, la cocinera cubana que en su restaurante El Atelier combina platillos típicos de ese país con sabores internacionales que han gustado a residentes y viajeros, aseguró Niurys, a quien le gusta que le llamen cocinera, ya que, no es de escuela, sino que aprendió de la vida.  

Mi vecina Mayra, me enseñó algunas de sus técnicas, así cuando llegaba a casa le decía a mi mamá: ‘eso se hace así', y es que Mayra era muy tradicional y le daba todos los pasos a seguir para preparar los platillos, recordó.  ​

Niurys sabía que su destino era la cocina, con el tiempo comenzó a trabajar en panaderías, después vendiendo pollo frito, posteriormente se integró a Le Chansonnier, el restaurante de su hermano, también ubicado en Cuba.  ​

Fue en 2010 cuando inauguró su restaurante El Atelier, un proyecto familiar que surgió con mucho esfuerzo y la ilusión de crecer. En este sitio gastronómico se fusiona la cocina cubana con la internacional; Perú, México y Francia están presentes. ​

Ahí se sirven frituras, sopa o crema de malanga, un tubérculo parecido a la papa y uno de los alimentos más importantes de la cocina cubana, porque se le puede dar a los niños después de la leche, pero también platillos con pescado, pato, res, cerdo y cordero acompañados de verduras frescas.  ​

El Atelier y Le Chansonnier son dos restaurantes que ocupan mansiones coloniales y donde Niurys cocina para sus clientes; el secreto de ambos es la fusión: una cocina estilizada, de autor y de diseño, que replantea la tradicional comida cubana desde lo contemporáneos, conjuga sabores, texturas y aromas, con lo que demuestra que la comida cubana es diversa.  ​

En ellos se puede degustar desde el pato estofado a la naranja, conejo al vino y cordero, mientras que en la parte dulce, el cheesecake o un trozo de flan, que nació de la influencia culinaria heredada por sus abuelas.

Por Adriana V. Victoria  

oos

¿Te gustó este contenido?