¡Mamma Mia!, llegó la pizza al pastor

En la calle Rio Rhin #4, colonia Cuauhtémoc, se encuentra la pizzería con las propuestas más alocadas

Una de las ventajas de este restaurante es que su servicio es rápido. Foto: Cortesía
Una de las ventajas de este restaurante es que su servicio es rápido. Foto: Cortesía
Pizza al pastor: Foto: Cortesía

Preparaciones que van desde sabores salados tradicionales como pepperoni hasta los más exóticos como pastor, suadero, carnitas y tripa, además de las dulces como la de Nutella y la de queso de cabra con arándanos, forman parte de la propuesta gastronómica de la pizzería que se encuentra en el número 4 de la calle Rio Rhin de la colonia Cuauhtémoc.

LaTozza Pizza nació como un juego de palabras para latosa, en homenaje a los regaños de la abuelita de Abraham y Ricardo, dueños del establecimiento y quienes son hermanos. Los emprendedores, a pesar de no haber estudiado gastronomía, juegan con los sabores y las texturas de distintos ingredientes reinventando la forma de comer pizza, y que da como resultado 25 tipos combinaciones del típico platillo italiano.

Foto: Cortesía

Una de las ventajas de este restaurante es que su servicio es rápido, pues el tiempo de cocción de sus platillos es de tres minutos, lo que la vuelve una opción ideal para las personas que trabajan por la zona.

Por otro lado, cuenta con la alternativa de poder llevar hasta cuatro combinaciones en una pizza pequeña, seis en la mediana y ocho en la grande, a precios que van desde los 50 pesos.

LaTozza Pizza ya se encuentra disponible en todas las aplicaciones de servicio de comida a domicilio.

 

 

 

TIPS

  • Te recomendamos la pizza de pastor.
  • Prepara tu propia pizza llevando comida en topper (válido para una persona que vaya en grupos de 10, y al precio de una pizza chica)
  • Pregunta por los paquetes.

 

DÓNDE

  • Rio Rhin #4, local C. Col. Cuauhtémoc.

 

HORARIO

  • Lunes a sábado de 07:00 a 18:30 horas.

 

Por LUISA FRANCO
jram

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
GastroLabNació en Panzano, un pequeño pueblo en la Toscana y creció creyendo que los animales tenían muchas colas y muchas cabezas. Foto: Especial

Dario Cecchini: el mejor carnicero del mundo