Kamilla Seidler, poder desde los fogones

Una de las mejores chefs de América Latina es danesa, ​su vehemencia por algunos ​ingredientes la llevaron a ​descubrir, en esta parte del ​mundo, su más grande ​pasión: la cocina

La chef tomó la decisión de no pensar en la gastronomía como una profesión de hombres. Foto: Cortesía
La chef tomó la decisión de no pensar en la gastronomía como una profesión de hombres. Foto: Cortesía

De los más de tres mil restaurantes con estrellas Michelin en el mundo, sólo en el 4 por ciento hay mujeres. Kamilla Seidler es una de ellas. No sólo eso, ya que es una de las mejores chefs de América Latina.

Originaria de Copenhague, Dinamarca, la chef tomó la decisión de no pensar en la gastronomía como una profesión de hombres y más bien hacer lo que ama, cocinar. Dicha pasión la llevó a ser considerada la mejor chef femenina de América Latina en 2016, de acuerdo con The World’s 50 Best. ​

 

Foto: Cortesía

 

Creo que los hombres sólo son protagonistas si lo piensas así. Yo no llego a un lugar y me pregunto, ¿qué tantos varones han cocinado aquí? O menos mal que viene una mujer. Tenemos que cambiar el chip de género, de lo contrario estamos siendo partícipes y reforzando ese pensamiento, aseguró la chef. ​

Sumado a dicho reconocimiento, Kamilla dirigió por cinco años y medio uno de los mejores restaurantes del mundo, Gustu en La Paz, Bolivia, establecimiento reconocido por contar con un gran compromiso hacia su gente, ya que sólo elabora platillos con productos criados, cultivados y producidos en su país. Además, de ser el recinto de un proyecto de educación para jóvenes desfavorecidos, encabezado por el empresario culinario y activista de alimentos, Claus Meyer. ​

 

Foto: Cortesía

 

Kamilla considera a su época en Gustu como un momento muy especial en su vida, ya que las personas que trabajaban ahí aportaban un impacto positivo en muchísima gente, todo a través del restaurante. ​

 

No soy doctora ni abogada, soy cocinera y aunque esto signifique para muchas personas una educación básica, espero que con lo que hemos logrado, vayamos mostrando a los jóvenes que en cualquier ámbito laboral puedes llevar tu filosofía de vida muy, muy lejos. ​

 

Formada desde niña con valores familiares en donde recibir es devolver, Kamilla cree que si se sacrifica un animal esto implica tener la responsabilidad de utilizar lo más que se pueda de él. Es así como su forma de ser se ve reflejada en su compromiso con la tierra y su cocina. ​

Me parece que la alta gastronomía se ha vuelto un poco loca con platillos que deben tener formas geométricas, esto hace que desperdiciemos y que enviemos a la basura alimento sólo para tener un resultado preciso. Hay que recordar que la comida viene de la tierra, que no viene en un mismo tamaño y que todo es diverso porque así debe ser. ​

Para Kamilla cocinar es una oportunidad de llevar recuerdos especiales a la vida de sus comensales. Un ejemplo de esto fue el aniversario de sus padres, en donde estuvo a cargo de realizar el menú para la fiesta y decidió preparar una reinterpretación de un postre típico danés, platillo que durante la generación de sus padres era odiado. ​

Lo hice con la intención de que recordaran esos momentos de su niñez y lo disfrutaron mucho. Es chistoso porque puedes hacer feliz a mucha gente con esta profesión. Es mejor que dar tickets porque estás mal estacionado, bromeó la chef.

 

Foto: Cortesía

Actualmente Kamilla está trabajando para abrir su propio restaurante en su tierra natal, Copenhague, Dinamarca. Aunque este establecimiento aún no cuenta con fecha de apertura, tendrá como protagonista en su menú a las verduras, dejando a la carne y el pescado como guarniciones y se servirá de tal manera que los comensales puedan compartir los alimentos con sus acompañantes. ​

 

A menudo viajo sola y cuando me sirven un plato gigante ya después no puedo probar otro, es por esto que decidí hacerlo para compartir, picar y que todos puedan degustar más de la carta, concluyó la chef.

 

Por LUISA FRANCO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
GastroLabLa Denominación de Origen Ribera del Duero fue reconocida con el premio a la mejor región vinícola del mundo. Foto: Cortesía

Ribera del Duero: En busca del ​vino soñado