¿Fearless en la cocina?

La cocina necesita práctica y esfuerzo. Es necesario perder el miedo a experimentar para poder convertirse en un experto

La cocina, al igual que muchos deportes y hobbies, necesita práctica para lograr ser experto. Foto: Especial
La cocina, al igual que muchos deportes y hobbies, necesita práctica para lograr ser experto. Foto: Especial

¿Por qué le tememos tanto a la cocina? Cada vez escucho a más gente que dice: A mí se me quema el agua, mi cocina está embrujada, conspira en mi contra. Así como los bebés lloran con la gente que se pone nerviosa al cargarlos, la cocina huele el miedo.

Se han preguntado, ¿qué sería lo peor que podría pasar si las cosas no salen bien? Lo único que sucedería es que no saldría el platillo que tenemos en mente.

La cocina, al igual que muchos deportes y hobbies, necesita práctica para lograr ser experto. Cada vez hay más tutoriales en internet que enseñan qué hacer, cómo combinar las cosas y que van mostrando el paso a paso.

 

 

 

Así que, si todavía no te animas a cruzar la línea de la cocina, te diré algo, rétate a ti mismo, porque con ella vivirás el resto de tu vida, incluso tendrás que visitarla tres veces al día para mantenerte fuerte y sano.

Por eso, voy a dar consejos para que tu encuentro con la cocina sea más amigable:

  • Ten orden, no hay nada peor que terminar de cocinar y que parezca que un terremoto acaba de suceder. Conforme vayas ensuciando, limpia, esto te dará la sensación de que la cosa va bien.
  • El reto debe ser sólo para ti. Primero prueba tu receta y si en verdad quedó genial, repite los pasos exactos y cocínalo para amigos, de esa manera tendrás más confianza en ti e incluso lo harás mejor.
  • Sugiero empezar con platillos fáciles. La frustración hace que te des por vencido más fácilmente, así que comienza con algo que te pueda salir a la primera y recuerda, ¡la práctica hace al maestro!.

Tips de Ana Martorell

  • Con alimentos grasosos prueba poniendo hielos dentro de una toalla desechable.
  • Mi abuelita decía que para pelar huevos duros, pusiera un poco de vinagre en el agua, así el cascarón se desprende fácilmente.

 

Por la chef Ana Martorell

¿Te gustó este contenido?