¿Fan de la comida española? Espera esta nueva propuesta al sur de la CDMX

La esquina más española de México abrirá su segunda sucursal en el sur de CDMX para complacer a todos los amantes de este tipo de cocina

Los platillos de La Mallorquina se pueden disfrutar dentro de su establecimiento, al mismo tiempo que se contempla la naturaleza Foto: Cortesía
Los platillos de La Mallorquina se pueden disfrutar dentro de su establecimiento, al mismo tiempo que se contempla la naturaleza Foto: Cortesía

Jamón ibérico montado sobre una tierna yema de huevo estrellado que a su vez, se sirve encima de un foie, este clásico platillo es uno de los preferidos por los comensales de este restaurante español, un espacio gastronómico que tiene como propuesta de menú, recetas tradicionales en donde los alimentos pueden elaborarse con tan sólo tres ingredientes.

Los platillos de La Mallorquina se pueden disfrutar dentro de su establecimiento, al mismo tiempo que se contempla la naturaleza, y es que su ubicación es privilegiada ya que convive con la zona del Parque Lincoln en Polanco.

Foto: Cortesía

La Mallorquina no es un restaurante es una casa, y cómo tal, hacemos que nuestros clientes se sientan como en su hogar. Para mí no son mis clientes, son mis huéspedes. Aquí vas a encontrar platillos caseros como los que cocinaba tu abuelita comentó el chef Carlos Arrieta quien a diario, recorre todas las mesas y se acerca a platicar con los comensales y aprovecha para recomendar platillos y vinos para maridar.

Observador y creativo, el chef aseguró que las personas regresan porque se sienten en casa. Es por esto que, próximamente abrirá otra Mallorquina en el sur de la ciudad, en San Angelín.

Va ser el mismo menú. La idea es clonar el de Polanco y llevarlo para allá. Mi único problema será el estar moviéndome de un lado a otro, por lo que he pensado moverme en moto, para agilizar y disfrutar el viaje, concluyó.

Foto: Cortesía

Por Luisa Franco

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
GastroLabUn chef jamás compartirá una gran receta, es como si a un escritor le pidieras que te cuente el final del libro. FOTO: ESPECIAL

Ana Martorell: De chef a chef