Dieta Planetaria, opción que permite cuidar tu cuerpo y el medio ambiente

La dieta planetaria trata de nutrir el cuerpo consumiendo alimentos como frutas y verduras, así como eliminar en consumo de carne roja.

Tener una alimentación que sea benéfica no sólo para ti, sino para el medio ambiente es posible. Esta alternativa se conoce como dieta planetaria y consiste en reducir el consumo de carne roja y obtener nutrientes para el cuerpo de alimentos como frutas, verduras y leguminosas. 

¿Qué es la dieta planetaria?

La dieta planetaria es una iniciativa de la Comisión EAT-Lancet quebusca que el 88% de la población que tiene una mala alimentación pueda consumir alimentos sanos y mejorar su calidad de vida. 

Esta propuesta considera que la mitad de lo que se come sean frutas y verduras, así como un 20 o 25% de granos enteros y proteínas de origen vegetal que se obtienen a través de leguminosas y oleaginosas. 

También incluye la ingesta reducida de almidones y grasas, así como restricción en el consumo de azúcar y de proteína de origen animal.

Esta dieta es una propuesta hecha por 30 científicos de 16 países y está enfocada a salvar la vida y dar alimento de mas de 10 mil millones de personas en todo el planeta cuidando la Tierra.

Estrategia que busca disminuir el hambre 

Con este tipo de alimentos expertos en salud consideran que sería posible reducir los índices de desnutrición, pues en el mundo hay 155 millones de menores con este padecimiento, mientras que dos millones de adultos tienen sobrepeso y el 88% de los países del mundo presentan malas formas de alimentación por exceso y deficiencia de nutrientes. 

Expertos en nutrición como el doctor Juan Rivera, director general del INSP quien ofreció una entrevista para El Heraldo de México, establecen que esta dieta es benéfica para prevenir enfermedades crónicas metabólicas.

La dieta planetaria es rica en vegetales, granos enteros, tortilla, pan integral, arroz integral, leguminosas, frijol, haba, garbanzo, oleaginosas, semillas, nueces y frutas

El especialista en nutrición establece que es sí se pueden consumir lácteos, pero únicamente 250 mililitros al día y que se debe reducir el consumo de carnes roja y blanca;  en caso de consumir huevo uno al día es suficiente y desde luego hay que evitar los azúcares refinados.

Una dieta ecofriendly

La dieta planetaria tiene entre sus objetivos reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, por lo que se caracteriza por ser un sistema agroalimentario justo, saludable y sostenible que permite mejorar la productividad agrícola. Además se evita la extinción de especies y se preserva el agua, por ello cuida a la Tierra. 

Cabe recordar que el cultivo de alimentos y la silvicultura representan una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero, cifra por encima de lo que producen los aviones y automóviles. 

En todo el mundo el ganado representa entre 14 y 18% de las emisiones de estos gases, por ello se busca reducir el consumo de carne y productos lácteos. 

La Organización Mundial de la Salud estableció que el amoniaco es una de las partículas finas con la que se contamina el aire y son una amenaza para la salud de toda la población; esta sustancia es producida por las granjas. 

¿Cómo debo cambiar mi alimentación?

La dieta planetaria no busca eliminar de lleno el consumo de carne, simplemente si diario consumes carne roja puedes reducir tu consumo a una vez por semana, lo mismo con la carne blanca. 

Debes aumentar tu consumo de plantas, verduras legumbres como frijoles, garbanzos y lentejas, y todo tipo de nueces. Hay que reducir la ingesta de vegetales altos en almidón como papa o yuca. 

Un ejemplo de menú de dieta planetaria sería:

  • 75 gramos de frijoles, garbanzos, lentejas o cualquier legumbre
  • 50 gramos de nueces
  • 30 gramos de pescado
  • 1 huevo por semana
  • 14 gramos de carne roja o 30 gramos de pollo
  • 232 gramos de granos enteros 
  • 1 vaso de leche
  • 300 gramos de verduras
  • 200 gramos de frutas
  • 50 gramos de aceite de oliva

Redacción Digital El Heraldo de México
dzd

¿Te gustó este contenido?