Daniel Ovadía y su pasión con Peltre

El chef Daniel Ovadía demuestra que la pasión y disciplina son ingredientes indispensables para emprender cualquier proyecto. Su historia es la de un hombre íntegro, entregado y auténtico

Los chilaquiles. Son el platillo emblemático del lugar. Foto: LESLIE PÉREZ
Los chilaquiles. Son el platillo emblemático del lugar. Foto: LESLIE PÉREZ

Daniel es economista y administrador de profesión, pero chef de vocación. Con más de una docena de restaurantes en la Ciudad de México, la pasión y entrega por la gastronomía lo llevaron a alzar literalmente de las cenizas su primer restaurante, el cual adquirió y transformó, después de un incendio, para poder ofrecer cocina mexicana contemporánea.

Sus primeros años fueron difíciles, pues al no contar con suficientes recursos decidió servir su cocina de autor en platos de peltre y cazuelas de barro, y al no poder comprar licores de renombre, se inclinó por el mezcal. Dando así inicio a su gran éxito.

Foto: LESLIE PÉREZ

 

 

El chef Daniel Ovadía, quien es un apasionado de la comida y la lectura, nos abrió las puertas de la lonchería Peltre para hablarnos de su trayectoria gastronómica.

Todo comenzó cuando tenía 18 años y sus padres no lo dejaron estudiar Gastronomía, así que para que sus papás estuvieran un poco más tranquilos, y lo dejaran hacer sus primeros pininos en un restaurante, se inscribió a Economía en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y, poco tiempo después se cambió a Administración.

 

Foto: LESLIE PÉREZ

 

Empezó de almacenista, hizo compras, fue barman, mesero, garrotero y hasta host, hizo de todo hasta que llegó a los fogones y se dio cuenta de que ésa era su pasión: La cocina fue la parte del restaurante que más me gustaba, que me atraía, ya nunca más volví a salir de ahí, aseguró el chef.

Hablando de Peltre, Daniel recordó que surgió hace seis años. El primero fue el de la Condesa, después abrió la Roma, Polanco, Perisur y Santa Fe. Ahora están construyendo dos más; uno en La mexicana y otro en Río Lerma.

Peltre es un proyecto que inició el chef Ovadía como una asesoría, sin embargo, al encontrarle gran potencial y química, decidió asociarse con los dueños para así hacer crecer un sueño que hoy se ve reflejado en sus cinco sucursales que se encuentran abiertas.

En una ciudad tan grande como la CDMX, el chef está consciente de que la competencia siempre va a existir: De nosotros depende hacer las cosas perfectas, diferentes, tener ese elemento que haga que la gente prefiera venir. Peltre ofrece una experiencia total. En cada uno de nuestros 14 restaurantes tenemos experiencias muy bien diseñadas, acordes a su personalidad. Desde la música hasta el mobiliario, todo está muy pensado. Es uno de esos restaurantes que hemos hecho a lo largo de 15 años y que es perfecto, es de esos lugares en los que está todo tan bien hecho, que el engranaje nunca se detiene, indicó.

En Peltre se vende una cantidad impresionante de chilaquiles. Es algo sorprendente que va desde su tamaño, sabor y hasta cómo están servidos. Además, en mesón no hay refrescos, lo único que hay es un agua quina de Chiapas: La gente ya sabe que al venir no hay refrescos, pero hay una bebida gasificada orgánica de Chiapas. El pan es horneado en nuestras panaderías todos los días. El jugo de naranja es natural y las personas pueden ver cómo se están preparando sus alimentos. Estos diferenciadores nos han llevado a estar en donde estamos, sentenció el chef.

Hablando de su trayectoria, Daniel cuenta que después de 10 años de tener Paxia, se dio cuenta de que quería diversificarse, tenía mucho estrés y presión: Soy muy bueno en otras cocinas, leyendo y me encanta viajar. Así fue que decidí abrir varios conceptos como Merkavá, que es un restaurante de cocina israelí. También tenemos Nudo Negro, un restaurante de comida fusión, mexicana y asiática. Punta Corcho que está en Puerto Morelos, cerca de Cancún y que es de pescados y mariscos a la leña. Paragüero en Cuernavaca, y Urike en el tren Chepe, por mencionar algunos.

La exigencia de los comensales ha incrementado: Es evidente que la gente ya conoce más, la gastronomía se puso de moda en el mundo, la gente empezó a tener más conocimiento y eso hace que lleguen con más exigencia a los lugares. Las redes sociales hacen que los comensales se enteren mucho más rápido de lo que sucede y eso hace que tengan expectativas altísimas.

Para Ovadía el amor y la pasión son indispensables, se considera afortunado por tener talento y saberlo aprovechar. Eso ha sido la razón de su éxito.

PREGUNTAS RÁPIDAS

Cocina favorita:

  • China
  • Ingrediente:
  • Sal

Platillo:

  • Hummus

Placer culposo:

  • Pon- Pons

Chatarra:

  • Totis

 

Por Cristina Mieres y Rafaela Kassian

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
GastroLabAJOLOTE. Ha sido estudiado desde hace 150 años. Foto: Especial

El ajolote: Un anfibio supernatural