Chicago gastronómico

La Ciudad de los Vientos cuenta con algunos de los restaurantes más fascinantes del mundo; sus propuestas van de lo callejero ​a lo gourmet

Si vas a salir de viaje, planifica. No pienses en el típico “al rato vemos qué comemos. Foto: Especial
Si vas a salir de viaje, planifica. No pienses en el típico “al rato vemos qué comemos. Foto: Especial

Se trata de la tercera ciudad más grande de Estados Unidos. Ahí la gente te recibe con sonrisas y sus manos saludan a quien quiera que pasa. Es una sociedad amable, el 20 por ciento es de nacionalidad mexicana. ​

Calles limpias, edificios altos y lagos. El río y el mar envuelven a esta ciudad, convirtiéndola en un gran sitio para visitar; si sumamos a esto que, gastronómicamente hablando, es realmente reconocida, no les queda más que hacer las maletas e ir pidiendo los boletos de avión para las vacaciones.

Chicago cuenta con varios restaurantes con estrellas Michelin, uno de los más famosos es Alinea, del chef Grant Achatz, que cuenta con tres; el simple hecho de asistir a este restaurante justifica el viaje. ​

Empezaré hablando de la típica comida chatarra que, honestamente, en ciertos momentos, nos llena el alma. Así fue mi visita a Do-Rite Donuts, lugar al que no vas por una simple dona, no, aquí es ir a comer una hamburguesa de pollo donde el pan es una dona dulce o picante. Mi antojo me llevó a pedir la dulce, y mi sorpresa fue que no sabía si era una cochinada o una chatarra celestial, debo admitir que la disfruté en exceso. ​

Siguiendo con la chatarra, es una obligación hablar de las pizzas Giordano’s, que es más bien un quiche hecho pizza, algunos pensarán que es incomible, ​pero al ver cómo el queso derretido sale de esa rebanada, provoca que le demos el honor de ser unas de las mejores de Chicago.​

Si de ostiones se trata, es inimaginable la cantidad de restaurantes que encontrarás en La Ciudad de los Vientos, por ejemplo, Joe´s, que es uno de mis favoritos; en este lugar las manitas de cangrejo son la especialidad y ni qué decir de la Clam chowder estilo Manhattan. También está Clams, en donde la cantidad de variedades de ostiones es impresionante; si andas de antojo, el Lobster roll cumplirá con tus expectativas. ​

Debo admitir que probé la mejor hamburguesa de mi vida en Au Cheval, ¡no sé cómo explicarles!, un tocino de verdad magistral, que se deshacía en la boca, y encima un huevo estrellado que, en cuando aplastas la hamburguesa, cae la yema haciéndola más jugosa.​

Ahora que, si eres de comida japonesa, tengo el restaurante perfecto para ti: Momotaro, un lugar con la arquitectura y la decoración perfecta y unos pescados de calidad suprema. Y bueno, el wagyu es espectacular. También hay un arroz frito que se mezcla en la mesa en un bowl tipo piedra. ​

Para echarse unos drinks ​Cindy´s es la opción. Su especialidad son los cocteles y la vista con la que cuenta está para dejar a cualquiera con la boca abierta y con ganas de jamás abandonar la ciudad de Chicago.

 

TIPS DE ANA MARTORELL

-Si vas a salir de viaje, planifica. No pienses en el típico al rato vemos qué comemos, porque seguramente si vas a alguno de los lugares que recomiendo, la cola será interminable.

-Por otra parte, si piensas que en el lobby del hotel te dirán cuál es el mejor, ​estás equivocado, te recomendarán un lugar comercial que, muchas veces, difiere de ser el ideal.

 

Por ANA MARTORELL

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
GastroLabEn los mercados, además, no solamente hallamos materias primas y comida, los hay de artesanías, de flores, y de un sinfín de cosas más. Foto: Especial

Mercados: Tradición y herencia