5 claves para convertirte en el mejor mixólogo amateur

Lo más importante de la mixología es divertirse, así lo considera el mixólogo Luis Iriarte, él nos compartió una guía a seguir a la hora de preparar cócteles

consejos_para_convertirte_en_bartender
Los elementos decorativos son un complemento que le dan mayor personalidad a tu creación. Foto: Especial


Cuando llegas a la barra y pides la carta, descubres miles de combinaciones, componentes exóticos y licores que no conoces. Lo que no sabes es que en eso consiste la inspiración detrás de la coctelería, alcanzar distintas posibilidades al mezclar cientos de ingredientes, que resultan en sabores inigualables. Las recetas pueden llegar a ser parte de la historia y son preparadas por expertos y aficionados.

Contrario a lo que se cree, no se necesita ser un profesional para explotar tu creatividad y aprender algunas recetas que sorprendan a tus invitados. Te presentamos algunos tips y herramientas que el mixólogo Luis Iriarte, embajador de Jack Daniel’s, nos compartió para que inicies tu carrera como amateur y combines destilados sencillos.

Lo indispensable

El shaker es una herramienta básica para incorporar y enfriar el trago, existen muchos tipos, la elección depende del cóctel, los más comunes o fáciles de usar son el Boston Shaker y el tipo europeo. Solo recuerda no emocionarte y agitar de más, porque provocarás que los hielos se descongelen y la mezcla pierda su esencia.

El paso a ser un profesional

Los detalles mejoran las experiencias. Al trabajar con frutos, hierbas, especias y hielos necesitarás separar los sólidos del líquido, uno de los utensilios más populares para lograrlo es el colador Hawthorne u oruga, se usa directo en el shaker y permite jugar con el flujo de los líquidos. Si has visto en alguna receta la frase doble colado, es porque el trago requiere mayor acuosidad, esto se obtiene con un colador fino o pequeño.

Un must

Una cuchara larga será la mejor aportación a tu kit, conforme avance tu nivel de experiencia te darás cuenta que hay mezclas que requieren diferentes terminaciones, por ejemplo, un Jack Tonic requiere de una cuchara en espiral que ayude a que el líquido fluya de manera lenta, de esta forma obtendremos tragos en capas y evitamos romper las burbujas del agua tónica o mineral. Estas herramientas se adaptan a tus necesidades y las descubrirás en diferentes tridentes, maceradores, cucharas que seguro se ajustarán a tu estilo.

La medida sí importa

Lo primero que debemos aprender es a balancear la cantidad de alcohol con el resto del contenido del trago, debe ser agradable al gusto sin que se exceda el destilado del resto de los ingredientes. Lo mejor es pensar en el sabor que se quiere lograr antes de empezar y sobre todo, medir los componentes líquidos con ayuda de un Jigger. Los más comunes van de 50 ml o 60 ml para el alcohol y 25 ml a 30 ml para complementos mezcladores como son los jugos o aditamentos con los que se combina la bebida.

Aunque no lo creas el hielo tiene distintas presentaciones y es de vital importancia en el cóctel. Existe el hielo en cubo, frappe, bloque y hasta esfera. El más común es el cubo por su textura sólida y sin burbujas que ayuda a mantener la bebida fría por más tiempo. Como consejo mete los vasos al congelador previamente para obtener mejor temperatura.

Back to basics

Aprender la receta de los clásicos como el Manhattan, Old Fashioned o un Negroni es básico. De esta manera comprenderás cómo equilibrar sabores y poco a poco agregar nuevos ingredientes hasta llegar a perfeccionar tu bebida.

Los elementos decorativos son un complemento que le dan mayor personalidad a tu creación.  Como decoración y toque final se utilizan cáscaras de frutas para crear los twist, que dan aroma a la bebida o el garnish, que ayudan a adornar y dar un mejor aspecto visual; otra manera sencilla de decorar es a través de las cuñas o rodajas de fruta que se agregan en la orilla del vaso.

Para comenzar con tu primer cóctel te compartimos esta receta sencilla a base de whiskey.


GINGER HONEY

50 ml de Jack Daniel’s Tennessee Honey

25 ml de Extracto de jengibre

20 ml de Jugo de limón verde

10 ml de Jarabe Natural

Top de Agua mineral

2 Rodajas de pepino

2 Láminas de manzana verde

MÉTODO: Macerar en el shaker la manzana y el pepino, agregar los demás líquidos excepto el agua mineral, agitar con hielo y realizar un colado fino. Agregar el agua mineral, mezclar y decorar.

CRISTALERÍA: Old Fashion.

GARNITURA: Lámina de Pepino y abanico de manzana verde.

 

Te puede interesar:

Chicago, la ciudad que lo tiene todo

 

Por: Victoria Adriana

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
GastroLabLas cuatro
apps se
encuentran
en fase piloto. Foto: Leslie Pérez

Crean App para luchar contra la diabetes