Haz tu denuncia aquí

Marruecos: El país en el que el té de menta es sinónimo de hospitalidad

EN MARRUECOS esta bebida SE TOMA Y SE COMPARTE A TODA HORA Y EN cualquier LUGAR

GASTROLAB

·

El té es parte fundamental de la cultura marroquí, es incluso el país del norte de África que más lo importa al mundo.

Además, es considerada la bebida nacional por excelencia y, desde el punto de vista social, se sirve como una cortesía y muestra de hospitalidad a todos los visitantes.

Algunas versiones señalan que el té de menta se introdujo a Marruecos a comienzos del siglo XIX por comerciantes europeos, aunque también se dice que durante el reinado del sultán, Ismaíl de Marruecos, de 1672 a 1727, se pidieron sacos de té como rescate de marineros europeos.

Las hojas de menta no tienen cafeína, es ideal para quien sufre de insomnio. Foto: Especial

De intenso sabor dulce y aroma penetrante, el té de menta o de moruno se sirve a toda hora y en cualquier lugar.

La costumbre es que sea preparado por hombres o por las cabezas de la familia. Además, por regla general, se sirve en pequeños vasos de caña, plateados y decorados con diversos colores.

Esta bebida no sólo se comparte en el hogar, sino en los negocios de comida, en donde se pueden ver vasos repletos de hojas verdes y frescas de menta y, siempre, con un terrón de azúcar. La mezcla puede ser con agua caliente o fría.

Del mismo modo, se ofrece en las tiendas mientras se regatea por algún producto.

BENEFICIOS

Esta bebida ayuda a mover esa grasita incómoda que se queda pegada al cuerpo, también es el mejor digestivo que hay para después de comer.

Es un gran aliado para deshacernos de la inflamación. Si crees que esta bebida solamente es para tomarse en formato de té, estás equivocado, también puedes hacer un concentrado y agregar unas cuantas gotas al agua.

Se recomienda tomar una taza de té de menta después de cada comida. Es digestivo. Foto: Especial

POR ANA MARTORELL-CHEF

eadp