Haz tu denuncia aquí

Cocciones perfectas

GASTROLAB

·
La temperatura en los alimentos es muy importante para saber el término exacto en el que se encuentran, si están del todo cocidos o si les falta tiempo en el horno. Vamos a empezar hablando de la temperatura según los términos que se les da a las carnes: Rojo: 46 – 52 grados. Medio: 55 – 60 grados. Tres cuartos: 60 – 65 grados. Bien cocido: 70 – 80 grados. Es importante saber que, el periodo entre los cinco y los 65 grados es un rango peligroso para los alimentos, pues es cuando son más propensos a "agarrar" algún virus, bacteria u hongo, ya que en este punto se desarrollan con facilidad en ellos. ? Recordemos que cuando sacamos la carne del asador, sartén u horno, ésta sube su temperatura unos grados pues el proceso de cocción sigue, por eso hay que contemplar sacarla siempre un poco antes de que llegue a los grados correspondientes al término que deseamos darle a nuestra proteína. ? Para una buena cocción, también es importante considerar que los alimentos hierven a los 100 grados y se fríen entre 180 y 300. ? Para saber cuándo el pollo está cocido y, evitar servirlo crudo, lo cual es muy peligroso, la carne debe estar a 75 grados en el centro, no importando si es una pechuga o un muslo. ? Mientras que para que los pescados estén en su punto, no deben de superar los 65 grados, de lo contrario se sentirán secos. Con el atún y el salmón es distinto, en ellos la temperatura debe ser más baja, el atún se suele comer simplemente sellado y el salmón se come estando, incluso, un poco crudo en el centro. Aunque todo va en gustos, estos son los términos ideales. TIPS
  • Facilita una parrillada tener un trapo húmedo, éste servirá, tanto para limpiar, como para no percibir la temperatura cuando se toque la carne.
  • Lo más importante es la forma en la que se descongela la carne. Jamás se debe de dejar al sol, lo mejor es pasarla del congelador al refrigerador.
  Por Ana Martorell