Haz tu denuncia aquí

Gelatoscopio: Sabor al natural

GASTROLAB

·
[caption id="attachment_322292" align="alignright" width="300"] Foto: NAYELI CRUZ[/caption] Gelatoscopio no es una heladería cualquiera, aquí se puede disfrutar de una particular propuesta de comer un postre hecho con un gran compromiso y lleno de ingredientes, mezclas y sabores que no encontrarás en otro lugar. Fernanda Prado, su creadora, cuenta cómo fue que empezó este proyecto con ideas que se transformaron en distinto sabores y opciones que forman su heladería. El nombre de la heladería y su emblema surgieron de la fusión de dos palabras: gelato y caleidoscopio. Fernanda recordó que escogió esta idea porque al jugar y combinar con diferentes sabores, cada persona percibe el resultado final de una manera diferente y lo mismo sucede con un caleidoscopio. La sensación de crear un helado con diversos ingredientes es muy similar y es por eso que una heladería puede jugar con tantos tipos de sabores y mezclas. “Hay que darle gusto a todos”. Fernanda empezó estudiando en el Centro Culinario Ambrosía, posteriormente estuvo trabajando en varios restaurantes y vivió por un tiempo en España. Con el paso del tiempo llegó al Instituto Coronado, en donde obtuvo una invitación para formar parte del equipo de docentes. Después, fue a Barcelona a estudiar una carrera especializada en postres en la escuela Spice Sucre, misma que, más adelante, trajo a México para estar seis años al frente de ella. En esta institución el aprendizaje se enfoca en cosas más específicas como el montaje de postres y las combinaciones gustativas que éste puede llevar. En Spice Sucre, de acuerdo con Fernanda, lo más interesante fue enseñar a las nuevas generaciones de reposteros a pensar en postres distintos, a usar la paleta de ingredientes que poseen y a jugar con especias, alcoholes, frutas y así crear presentaciones especiales. [caption id="attachment_322293" align="alignleft" width="300"] Foto: NAYELI CRUZ[/caption] Tras los seis años de trabajar en Spice Sucre, Fernanda empezó a trazar un plan para llevar a cabo su idea de lo que hoy llama Gelatoscopio, un lugar en donde no quería crear helados, sino diversos postres que tuvieran como protagonista al helado. Fernanda buscaba aplicar sus nuevos conocimientos adquiridos sobre repostería a un producto mucho más asequible como el helado. Finalmente, esto se notó claramente en la diversidad de sabores y opciones que obtuvo al momento de echar a andar todo. Los sabores que hoy se venden en Gelatoscopio nacieron gracias a los conocimientos de Fernanda aplicados al uso de ingredientes como té, especias y diversas frutas naturales donde, con cada cucharada, el paladar de los comensales capta las distintas combinaciones gustativas. Sus helados naturales son creados con leche orgánica para mejorar la textura del producto y con frutas naturales de temporada e ingredientes de alta calidad para evitar los artificiales. Es por esto que los helados de Gelatoscopio están catalogados como saludables, pues están hechos con ingredientes nutritivos. [caption id="attachment_322294" align="alignright" width="300"] Foto: NAYELI CRUZ[/caption] México es un país en donde se consume y se produce helado de forma constante, sin embargo, Gelatoscopio es una marca que hace helados con sabores tradicionales por medio de una técnica artesanal italiana que les otorga una textura distinta, un tiempo de vida diferente para que, al final, se pueda enaltecer la tradición de las nieves mexicanas. Para la marca es importante enfocarse en los sabores mexicanos de temporada como la rosita de cacao. “Lo que ofrecemos son los sabores de siempre, pero con técnicas diferentes”. El lugar cuenta con 12 variedades, que van cambiando cada tres meses, aunque se tienen unos sabores emblemáticos que la gente no deja de pedir como el de té verde con palomitas de caramelo, el cono de mantequilla, sueño de lavanda con duraznos, un algodón de azúcar mentolado y el key lime. El lugar, en donde la emprendedora Tatiana Ortiz Monasterio también es socia, se ubica en Polanco y, a primera vista, podría parecer un lugar tradicional, pero una vez que se cruza la puerta, los clientes pueden comprobar que se trata de un sitio en donde más que comer un helado, se podrá vivir una experiencia.     PREGUNTAS RÁPIDAS:
  • Ingrediente favorito: Lavanda.
  • Platillo favorito: Pozole.
  • Comida favorita: No podría decir.
  • Chatarra favorita: Papas con valentina.
  • Placer culposo: Mezclar tres helados.
  Por Cristina Mieres y Rafaela Kassian