Haz tu denuncia aquí

Congelar, descongelar y... ¿volver a congelar?

GASTROLAB

·
Si la pregunta es ¿se puede?, la respuesta es sí. Es posible congelar dos veces el mismo alimento antes de cocinarlo. No es lo más recomendable, pues la comida al pasar por este proceso no sabe igual, ya que las propiedades del ingrediente se pierden, además de que se corre el riesgo de que se genere una gran cantidad de bacterias.
Los alimentos están compuestos por un porcentaje de agua muy alto, y cuando los descongelamos, esta agua sale y junto con ella también se va gran parte del sabor. Si la pregunta es ¿me voy a morir si me lo como?, la respuesta es no, aunque sí aumenta la probabilidad de adquirir algún microbio, ya que en el momento en el que el alimento llega a los cinco grados es más propenso a ellas.
Si bien nuestro cuerpo aprende a convivir con bacterias, cuando en un alimento hay más de la cuenta o tenemos las defensas bajas, somos más propensos a enfermarnos.
[caption id="attachment_311673" align="aligncenter" width="640"] Foto: ESPECIAL[/caption]
Y sí, mucho se ha hablado de que cuando se congelan alimentos, también se congelan los microorganismos que hay dentro de ellos. Muchos mueren al entrar en contacto con las bajas temperaturas, pero hay algunos capaces de resistirlas y reproducirse dentro del producto. Así que, aunque no sea tan grave congelar, como muchos creen, tampoco es recomendable ni por el aspecto, ni por salud y sabor.
De acuerdo con el Servicio de Inspección Alimentaria del Ministerio de Agricultura de Estados Unidos, los alimentos descongelados, total o parcialmente, pueden volver a congelarse de forma segura siempre y cuando contengan cristales de hielo o no hayan superado los cinco grados.
Así que, cuando haya que descongelar algo de comida, sugiero que se haga de manera paulatina pasándolo primero al refrigerador, así en caso de que nos arrepintamos, estaremos a tiempo de volver a congelarlo. Ahora que, si ya se nos pasó, lo mejor es dar una cocinada rápida, aunque no tenga mucho sabor, sólo para evitar que se generen más bacterias.
Tips de la chef Ana Martorell
  • Cuando el refrigerador huele feo y ese olor no se quita ni lavándolo, les recomiendo que pongan un recipiente con bicarbonato de sodio en la parte más alta, ya que ahí es a donde se van los malos olores.
  • Para quienes desayunan jugo verde todos los días, como yo, sugiero congelar en bolsitas todos los ingredientes en porciones, así solamente habrá que agregar agua y licuar. Será aún más fácil.
POR LA CHEF ANA MARTORELL