Haz tu denuncia aquí

#LunesSaludable Así debes cuidarte si eres alérgico a algún alimento

GASTROLAB

·
  Alimentarse saludable y de forma balanceada es algo que todos tenemos presente, pero ¿cómo elegir nuestros alimentos si sabemos que somos alérgicos? Las alergias alimentarias se producen porque el sistema inmune del cuerpo reconoce ciertas proteínas como una amenaza y las ataca. La reacción puede producirse de forma inmediata o tardar en aparecer entre cuatro y cuarenta y ocho horas y sus síntomas son muy variados: desde urticarias, sarpullido, inflamación de la lengua o labios y calambres abdominales, hasta síntomas más graves como vómitos o diarrea, inflamación de la garganta, dificultad para respirar e incluso, en casos extremos, hasta la muerte. Alimentos que producen alergias: Existen más de 160 alimentos que pueden provocar alergias en las personas, los enlistados a continuación son responsables del 90 por ciento de estas reacciones y constituyen la fuente de la que se derivan muchos otros ingredientes: Leche y productos lácteos por la caseína. (La lactosa, puede causar intolerancia) Huevo Pescado Crustáceos Nueces Cacahuates Soya y sus derivados (excepto el aceite de soya) Cereales que contienen gluten: por ejemplo, trigo, centeno, cebada y avena. Sulfito en concentraciones de 10 mg/kg o más. ¿Cómo saber si un producto está libre de alérgenos? De acuerdo con la normatividad mexicana, en las etiquetas de los alimentos se deben declarar todos los ingredientes que causen hipersensibilidad, intolerancia o alergia. Hay muchas formas de encontrarlos en la lista de ingredientes: ya sea utilizando el nombre común del alérgeno, seguido de la fuente alimenticia entre paréntesis, por ejemplo: “lecitina (soya)”, “harina (trigo)”, “suero (leche)”. O puede haber una lista de ingredientes llamada “Contiene” o “puede contener”, con la lista del nombre de la fuente alimenticia del cual el alérgeno se deriva, por ejemplo: “Contiene: Leche, Trigo y Soya” Actualmente, se encuentran en el mercado múltiples productos que han eliminado el componente alergénico que tenían, en sus etiquetas encontrarás frases como: “Sin gluten” o “sin lactosa”. Al seleccionar y comprar tus alimentos, asegúrate de leer cuidadosamente la lista de ingredientes de la etiqueta para así evitar que alguno de sus componentes provoque reacciones negativas en tu cuerpo.   POR ADRIANA V. VICTORIA Datos: Dra. Maria de los Angeles Ahedo Santos