Haz tu denuncia aquí

Pedacito de NY en CDMX

GASTROLAB

·
México es el único país en el mundo en el que Magnolia Bakery permite que se creen postres de acuerdo a nuestras tradiciones. Así, en enero crean deliciosas roscas de Reyes, Pan de Muerto durante todo octubre y, lo que en ningún otro lado, tres leches todo el año. Y es que México es un país muy dulce. Magnolia llegó a la República Mexicana siendo la franquicia número 18 del mundo, y con la idea de ser un concepto muy innovador y no sólo un lugar que ofrece pastelería de muy alta calidad. Entrar en cualquiera de sus tiendas es fantástico, sin embargo, la sucursal de nuestro país es especial, pues es la única del globo que cuenta con una gran terraza para disfrutar de todas sus creaciones. Magnolia Bakery comenzó su historia en la ciudad de Nueva York en 1996. Es a ellos a quienes se les atribuye la locura americana de los cupcakes. En el año 2000, cuando la adquirió Steve Abrams, empezó el boom de estos pastelillos, y fueron ellos quienes crearon todo este furor que todo el mundo siguió y que le dio un giro a la pastelería de aquel país, convirtiéndolos en los mejores en el horneado. La fama se desató tras una pequeña aparición en la serie Sex and the City, la cual bastó para que su tienda en Nueva York fuera parada obligada de cualquier persona al visitar La Gran Manzana y con ello la aclamación de la prensa. Así empezó a crecer la marca. La primera franquicia fue en Dubái y ahora son aproximadamente 19 las tiendas alrededor del mundo.    El concepto de Magnolia siempre será lo dulce, sin embargo, al llegar a México se tropicalizó y se agregó un menú salado, pues para el mercado nacional era importante tener desayunos y, a partir de ahí, se expandieron al lunch con toques muy mexicanos. Especialidades que, sin duda, no podemos dejar de pedir son los cheese cakes, el bannana puding, que es el producto más vendido a nivel mundial y el cupcake de vainilla, que es el que más se vende en nuestro país. Su gran terraza, la cual se puede rentar para eventos especiales, es el lugar perfecto para alejarse de todo el movimiento de la ciudad y de la locura del día a día. Aquí puedes disfrutar de un café, un postre, y olvidarte de todo. Todas las recetas están estandarizadas, así que lo que se consume en Magnolia de la CDMX es lo mismo que se encuentra en una de sus pastelerías de cualquier otra parte del mundo. Magnolia Bakery maneja una gran variedad de sabores. Los pasteles de zanahoria, por ejemplo, llevan coco, zanahoria y pasas, algo muy diferente a los pasteles tradicionales de este tipo. Hay sabores que varían según la época, como el pastel de calabaza, jengibre, limón y el de durazno en primavera. Así, cada mes van variando de frutas y sabores, para lograr cupcakes, pasteles y pays muy especiales. Y, lo más importante, es una franquicia que, a pesar de ser americana, se adapta perfectamente a las costumbres y tradiciones de nuestro país, por lo que se ha convertido en un sitio imprescindible de la capital.  

MAGNOLIA BAKERY EN EL MUNDO

NUEVA YORK, CHICAGO, LOS ÁNGELES, BEIRUT, KUWAIT, DUBÁI, DOHA, TOKIO Y MOSCÚ. Básicos:  Existen cuatro sabores imprescindibles: vainilla, betún de chocolate, chocolate con betún  de vainilla y chocolate.   https://youtu.be/J9jjIEUexOw   Por Cristina Mieres y Rafaela Kassian